Diario Uno > Economía

La mano derecha de Moreno ratificó que la Supercard será la única tarjeta para comprar en supermercados

La subsecretaria de Defensa al Consumidor, María Colombo, afirmó hoy que la tarjeta de crédito que lanzará el Gobierno, denominada "SúperCard", para compras en supermercados, deberá ser "exclusiva y excluyente", y consideró que los acuerdos de precios "se están cumpliendo".

Si esa iniciativa prospera, debería ser el único plástico a aceptar por los supermercados, pero uno de los problemas que presenta esa pretensión es que varios establecimientos tienen su propia tarjeta, como ocurre como Coto y Disco/Cencosud.

Te puede interesar...

La funcionaria sostuvo que el plástico tendrá que ser "excluyente" porque los supermercados no van a poder poner los precios diferenciados según las tarjetas de crédito con las que cuenten sus clientes.

"La razón por la que tiene que ser única es porque no podrían los supermercados definir los precios si tienen los costos financieros diferentes", explicó la Defensora de consumidores en declaraciones a Radio del Plata.

Los bancos le cobran a los supermercados entre 3 y 4,5 puntos porcentuales de comisión para financiar las ventas que realizan a sus clientes, y la tarjeta que lanzará el Banco Nación registrará una comisión de 1 punto.

"La ecuación es perfecta en tanto solamente se pueda financiar con una tarjeta que pague un punto porcentual de comisión por las compras", sostuvo Colombo, y ratificó que otro de los objetivos es que los bancos bajen las comisiones a 0,75 puntos en los plásticos tradicionales.

Por otro lado, la funcionaria estimó que los acuerdos de precios con las grandes cadenas de supermercados estarán vigentes por ahora "hasta el 1 de abril", dado que así fue firmado por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y las cámaras del sector.

Aseguró que los acuerdos se están cumpliendo y pidió a los consumidores que "guarden los tickets" para comparar y detectar eventuales variaciones en los precios, con las cuales habrá "tolerancia cero".

Dijo que "prácticamente no hay denuncias (de aumento de precios), sólo muy poquitas cosas. Algunos detectaron centavos de diferencia pero eso se ha corregido inmediatamente. Lo que vemos es que los supermercados están contentos".

No obstante, no aludió a los fuertes incrementos de precios que los supermercados aplicados entre diciembre y enero, antes de que se produjera el convenio de congelamiento de precios.

Colombo negó que se estén registrando problemas de abastecimiento en las góndolas y consideró "razonable" que algunos comercios restrinjan las ventas a un par de unidades en algunos productos que están baratos como atractivos.

La funcionaria dijo que los supermercados pueden tener precios diferentes entre sí, pero no puede modificarlos respecto de sus propios precios al primero de febrero, cuando arrancó el congelamiento que concluirá -si no hay cambios en el medio- el 31 de marzo.

No obstante, la expectativa del gobierno nacional sería prorrogar esos acuerdos, si es posible hasta las elecciones legislativas de octubre, aunque el objetivo aparece por ahora demasiados ambicioso.

Fuente: NA