Economía
Sobre 21 grandes sectores manufactureros al cabo del tercer trimestre de 2014, solo 7 registraron niveles de empleo superiores a los que tenían en 1997. Los sectores más expansivos fueron los dedicados a la elaboración de su

La industria trabaja con menos personal que en los 90

Por UNO

En la Argentina, dos tercios de  la industria operan con menos personal que hace 17 años.  Así surge de la Encuesta Industrial Mensual del INDEC correspondiente a 2014 con base en 1997, último año de crecimiento antes de que se iniciara la anterior recesión. El Instituto de Estudios Laborales y Sociales de la UCES detectó que el aumento de la producción se centró en ganancias de la productividad. Sólo en un tercio de las manufacturas aumentó la ocupación y la  intensidad laboral y el estudio privado considera que ese  comportamiento responde a los efectos de leyes laborales y tributarias que desalientan el crecimiento por la vía del trabajo  personal, aunque no incentivan la inversión en capital.

El análisis observó en las estadísticas oficiales que sobre 21 grandes sectores manufactureros al cabo del tercer trimestre de  2014, solo 7 registraron niveles de empleo superiores a los que tenían en 1997. 

Los más expansivos fueron los dedicados a elaboración de  sustancias y productos químicos con 32%; fabricantes de  maquinarias y equipo 26%; automotores y remolques 24%; refinerías de petróleo 21%; caucho y plástico 18%; máquinas y aparatos  eléctricos 9% y alimentos y bebidas apenas 5%.

En el caso de las horas obrero trabajadas, el  cuadro fue aún más negativo, ya que aumentó únicamente en cinco: refinerías de petróleo 40%; sustancias y productos químicos 28%; máquinas y equipos 24%; automotores y remolques y caucho plástico  11% y menos de 1% metales comunes.

Tanto en empleo como en intensidad laboral, a nivel agregado  el instituto reveló en su último informe que la Encuesta Mensual  Industrial correspondiente al tercer trimestre de 2014 dio cuenta  de sendas caídas respecto de 17 años antes de 2,8 y 8,3%,  respectivamente, pese a que en ese período la producción  manufacturera se elevó en casi 80%. 

En este contexto, tres sectores no lograron superar los índices de comienzo de la serie: fueron los casos de los fabricantes de equipos de transporte especiales con 53%;  prendas de vestir 21% y metales 5 %.

Mejoró la productividad laboral

La  contrapartida de ese fenómeno fue el aumento de la  productividad laboral, a partir de la concentración de la inversión en tecnologías de punta para poder responder a la  demanda de creciente mejora del salario real. 

Para los especialistas, ese movimiento fue  insuficiente para posibilitar dar el salto de la competitividad  internacional, por políticas internas que optaron por privilegiar  el consumo.

Dejá tu comentario