economia economia
viernes 10 de noviembre de 2017

La industria de las gaseosas se quejó por los impuestos internos

La Cámara Argentina de la Industria de Bebidas Sin Alcohol emitieron un comunicado en el que señalan que fueron "discriminados".

La Cámara Argentina de la Industria de Bebidas Sin Alcohol (CADIBSA) advirtió que la eliminación del impuesto interno a las bebidas alcohólicas, y el incremento de este tributo sólo a las azucaradas, "son medidas claramente discriminatorias".

"Ante el reciente y sorpresivo anuncio de la eliminación del impuesto interno al vino, al champagne y a la cerveza, CADIBSA manifiesta su total desacuerdo y preocupación. La medida resulta absolutamente discriminatoria contra las economías regionales, para las cuales la industria de bebidas sin alcohol es un actor fundamental", sostuvo la entidad.

El Gobierno dio marcha atrás con su intención de gravar al vino y confirmó que la vitivinicultura seguirá exenta de pagar impuestos internos.

"Si el motivo real del incremento impositivo está basado en un tema de salud pública, ningún producto que contenga alcohol entre sus materias primas debería estar exento de este tributo, sin excepción", enfatizó CADIBSA.

Y apeló al Gobierno para que "defina reglas claras, equitativas y transparentes con todas las economías regionales y con el empleo, ya que un incremento impositivo de esta naturaleza pondría en riesgo alrededor de 5 mil puestos de trabajo en toda la cadena de valor, desde el productor agropecuario hasta el pequeño comerciante".

En un comunicado, la cámara empresaria destacó que la industria de bebidas sin alcohol genera en Argentina más de 26.000 empleos directos y representa el 0,5% del PBI del país; sus ventas superan los 100 mil millones de pesos al año.

También, puntualizó que el 85% de las bebidas sin alcohol se vende en comercios de barrio, almacenes, autoservicios, quioscos y despensas y representan aproximadamente el 50% de sus ingresos.

"Por la elasticidad de la demanda que tiene el sector (0,91), un mayor impuesto significaría una merma en el consumo y eso representaría menores ingresos para miles de familias", enfatizó.

CADIBSA alertó que las bebidas sin alcohol en la Argentina "padecen actualmente la presión impositiva más alta de Latinoamérica y la tercera más alta entre los países de la OCDE, sólo por debajo de Hungría y Finlandia".
De cada $100 que se gastan en bebidas sin alcohol, $50 corresponden a impuestos, según la entidad.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas