economia economia
domingo 03 de junio de 2018

La cosecha 2018 supera en 30% a la del 2017

Gracias a factores climáticos que fueron claves y a la campaña para combatir la lobesia, la producción vitivinícola volvió a valores normales luego de dos años de caída

Después de los dos peores años de cosecha en las últimas cuatro décadas, este año llegó el alivio para los productores vitícolas, que pudieron sacar la cabeza a flote y respirar. Según las estimaciones del Instituto Nacional de Vitivinicultura, la cosecha 2018 fue 30% más grande que la del año pasado, impulsada principalmente por factores climáticos.

Las lluvias constantes y la humedad poco común para climas áridos como el mendocino hicieron que 2016 y 2017 quedaran marcados como años negros en la historia de las cosechas de uva, con niveles históricamente bajos. "Desde que yo recuerdo, es la peor cosecha en los últimos 50 años", decía hace dos años uno de los técnicos del INV a Diario UNO.

Este año, el panorama cambió y podría decirse que se volvió a "valores normales". De acuerdo a los datos analizados por la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas, el 2018 sería comparativamente similar al 2010 (apenas 2% por debajo), año en el que se cosecharon 26,2 millones de quintales. Este año la cosecha a la última semana fue de poco más de 25 millones de quintales. Eso representa 30% en todo el país, en comparación con el año pasado, y se superó el pronóstico que todos los años hace el INV, que había sido de 23 millones de quintales.

De acuerdo con el análisis de Acovi, la cosecha alcanzó un nivel de promedio histórico de últimas 18 cosechas. María José Mescolatti, coordinadora del Observatorio de Economías Regionales de Acovi, calificó en ese informe a la cosecha de este año de "récord", puesto que superó 10% al pronóstico INV y más de 30% respecto del 2017. "El mercado interno no repunta. Puede haber oportunidades en el mercado externo y en los mostos. Pero el mejor tipo de cambio no asegura por sí más exportaciones y los costos internos siguen en alza", analizó Mescolatti.

Buena calidad
Otro de los factores que habían hecho que las cosechas fueran en detrimento fue el aumento de la incidencia de la lobesia botrana sobre las vides, alza que fue empujada a su vez por la humedad. Luego de la campaña que se realizó para combatir la plaga, apuntalada con fondos que llegaron de la Nación, la reducción de los efectos sobre las plantas fue notable.

Estos cambios hicieron, también, que este año hubiese mejor calidad en las uvas, sobre todo en las comunes que habían sido las más afectadas en los dos períodos anteriores.

Aníbal Catania, especialista en viticultura del INTA Luján de Cuyo, aseguró en un informe de esa entidad que el clima seco del verano fue determinante en la calidad de las uvas y la sanidad de los cultivos. "En los últimos dos años, las condiciones climáticas generaron vendimias atípicas en cuanto a la producción y la cantidad de quintales obtenidos, pero que resultaron de buena calidad", recordó Catania.

Santiago Sari, ingeniero agrónomo a cargo de la planta productora de vinos del INTA local, dijo en diálogo con Diario UNO que este año hay una calidad diferencial con respecto a los dos anteriores dado que no ha sido un año lluvioso en épocas de cosecha.

En este sentido, Sari puso el foco en el rol que tiene el clima en la producción de uvas. "El clima determina la producción, tanto la cantidad como la calidad de las uvas que se obtienen. Sin dudas que años como este son los mejores para este tipo de cultivos, debido a que no se registraron fenómenos meteorológicos que afecten la producción y los niveles de precipitaciones bajos aseguraron una sanidad óptima", explicó.

En cuanto a la estructura de las vides, dijo que en los racimos hay mayor cantidad de color y de azúcar. "Es muy probable también que la campaña contra la lobesia haya tenido un impacto positivo", sostuvo.
"Al tener más materia prima, se ve reflejado directamente en la producción de vino. En los dos años anteriores la base de la pirámide, con las uvas comunes, fue la más comprometida", explicó Sari.

Fuente:

Más Leídas