Economia Viernes, 1 de diciembre de 2017

"Hace tres años quisimos abrir una subsidiaria en Argentina, pero había que pagar coimas"

Lo afirmó el director ejecutivo de la multinacional israelí SodaStream. En 2014 desistieron de llegar a la Argentina por ese motivo.

El director ejecutivo de la multinacional israelí SodaStream, Daniel Birnbaum, contó que hace tres años tuvo la intención abrir una subsidiaria de la firma en Argentina, pero se encontró con que "tenía que pagar coimas", lo que lo detuvo en su iniciativa que finalmente concretó en 2017, con "una atmósfera de cambio en el país".

"Hace tres años, cuando investigamos este mercado, con la idea de instalarnos acá, vimos que no se podía acceder, había una pared. Había muchas trabas con el ingreso y la salida del dinero. El criterio de importación era imposible. Y nos habían dicho que teníamos que pagar coimas", afirmó Birnbaum a la agencia Télam.

SodaStream es la principal fabricante de dispensadores de agua con gas en el mundo, valuada en US$ 1,2 billones y cotizante en el índice Nasdaq de la Bolsa de Comercio de Nueva York.

La empresa acaba de desembarcar en la Argentina, donde invertirá $ 600 millones en los próximos dos años para la apertura de una planta.

"Algo pasó en los últimos dos años. Hay una atmósfera de cambio en el país", remarcó el empresario, quien que puntualizó "Argentina es el primer país donde vamos a asentar nuestra oficina. Después, de acá vamos a ir a Brasil, Uruguay, Chile y Colombia".

Birnbaum destacó que "el acuerdo de promoción de inversiones entre Argentina e Israel, fue una señal, abrió la puerta a decidirnos a venir".

En septiembre último, durante la visita del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, al país, la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (Aaici) firmó con el Instituto Israelí de Exportación y Cooperación Internacional (Ieici) un memorándum de entendimiento, con el fin de promover las inversiones y el comercio entre ambos países.

"Argentina para nosotros es la capital de Latinoamérica. Veo que no hay mucha gente pobre y que la gente disfruta vivir, y el cambio se está sintiendo", afirmó el empresario, quien precisó que "Argentina es el segundo consumidor de soda en el mundo, con 80 litros por habitante al año, detrás de Alemania, con un consumo de soda con 160 litros, y por delante de Italia y Austria, con 50 litros".

Indicó que en el mercado "la competencia son Nestlé, Danone, Coca Cola y Pepsi, cuatro empresas que odian SodaStream".

"Acá vamos a esperar la llegada de cartas documentos de estas empresas, que van a tratar de detenernos porque ellas hacen mucha ganancia con el agua. Solamente Nestlé gana US$ 6.000 millones al año a nivel mundial", remarcó Birnbaum, quien sostuvo que "son un cartel que sólo piensa en cómo detener a SodaStream, pero el consumidor tiene la última palabra".

Dejanos tu comentario