Economia Martes, 23 de octubre de 2018

El vino en recipientes de acero inoxidable: "Es una muy buena noticia"

En otra de las medidas para fomentar, motivar y facilitar el consumo del vino, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), autorizó desde el lunes la venta del producto en envases de acero inoxidable en recipientes de este tipo de hasta 50 litros.

La resolución del organismo que controla la actividad vitivinícola en el país, está orientada a expandir el consumo sobre todo en lugares como restaurantes o pubs. Con este tipo de medidas buscan, además, innovar en los formatos que motiven nuevas formas de consumo sobre todo en épocas de crisis como la que el mercado esta viviendo.

"Este tipo de recipiente permite mantener al vino bajo una atmósfera inerte, evitando alteraciones del mismo y conservando las características físico-químicas y organolépticas del producto original", destaca la resolución firmada por el presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Carlos Raúl Tizio Mayer.

Carlos Oviedo de Prensa del INV explicó con detalles la resolución. "La resolución dice claramente que es en tanque y que tienen que ser de acero inoxidable, además no se puedan rellenar, hace falta una empresa especializada. El envase conserva la calidad del producto, es decir que se puede tener durante un buen tiempo, sin que el vino se deteriore", sostuvo Carlos Oviedo.

El funcionario del INV, también expresó que la medida busca motivar su consumo. "Esto es para buscar otra alternativa de consumo para que sea fácil que no tenga que ser en una botella, que se más accesible, más baratas, que sean más fácil para los restoranes o pubs poder vender en copas de vinos. Estos envases te da la posibilidad de que el vino se mantenga en buen estado", dijo.

Indudablemente que el sector bodeguero ha visto con buenos ojos esta nueva modalidad de venta de vino. Esto también lo destacó Carlos Oviedo. "En el sector bodeguero les pareció bien porque es una alternativa más, es más generalmente estas cosas el Instituto las consulta con la industria o a veces es una iniciativa de la industria que la llevan al instituto. La idea del Instituto es acompañar todas las iniciativas que faciliten el consumo, siempre y cuando que se mantenga la calidad del producto", resaltó.

Otro que destacó esta nueva modalidad, es Carlos Fiochetta, presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR). "Es una muy buena noticia porque el consumo de vino en la Argentina este año continuó cayendo y buscar innovaciones en los formatos genera nuevas formas de consumo para atenuar esta caída. Hicimos una encuesta y vimos que los consumidores pedían vinos en envases individuales por razones económicas, pero también por cambios en los hábitos, con más gente que vive sola", destacó.

Otro que se refirió al tema es Sergio Villanueva, Gerente de la Unión Vitivinícola Argentina (UVA). "El envase de acero inoxidable es como si fuera un barrilito o barrica que tiene una serie de procedimientos que le permiten introducirles gases inertes de tal manera que cuando vas sacando parcialmente el vino no quede sin oxígeno. Básicamente es para poder vender el vino suelto", explicitó.

Confusión por el vino en lata

Esta nueva resolución trajo cierta confusión, ya que desde algunos sectores creen que está ligado a la venta de vino en lata. Sin embargo la modalidad en envases en lata ya ha sido aprobada por el INV desde hace tiempo.

Para aclarar esta ambigüedad, también los expertos dieron su opinión.

"Han habido experiencias de vender vino en lata pero no ha funcionado del todo. La lata se usó en la década del '90 y en el 2006. Me parece que la industria no tiene mucho interés por el tema de la lata. Por ahora no se ha presentado nadie para que le aprobaran la lata como envase. No hemos recibido nada de este tipo de permisos", aclaró Carlos Oviedo del INV.

Mientras que Sergio Villanueva Gerente del UVA, dijo: "Lo de la lata es una confusión porque es de aluminio y esta resolución autoriza el acero inoxidable. De todas maneras la lata ya estaba autorizada pero era bueno el debate porque lo pone nuevamente de moda. La lata está autorizada desde el 2004 pero eso implica una inversión industrial y también de comunicación y es lo más difícil porque tenés que comunicar el producto, imponerlo, darle una estética, hacer un estudio de mercado para ver quien lo consumiría y a qué precio".

Y agregó: "Todas estas innovaciones tienden a dar libertades para a aquel que quiera hacerlo lo haga pero no quiere decir que se vaya a hacer pero por lo menos está autorizado y está planteando cambios que no son de discusión en la Argentina, son del vino en el mundo, de cómo estar más cerca del consumidor".

"Este tipo de prácticas nuevas implican un tipo de consumidor desprejuiciado, el nuestro tiene prejuicios que dicen; ¿Cómo vas a tomar vino en lata? Algunos dicen si el vino en lata tendrá gusto a metal, pero no", concluyó Villanueva.

Más noticias