economia - inflación inflación
lunes 15 de enero de 2018

"El populismo ha sido el fracaso de la Argentina"

Eso dice Roberto Marty, ex presidente de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM).

Roberto Marty, ex presidente de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), está deseoso de que avance la reforma laboral impulsada por el Gobierno.

"Si el presidente Macri no logra sacar adelante la reforma laboral, los argentinos vamos a entrar de espaldas y no de frente al mundo del desarrollo", asegura. El empresario cree que la reforma laboral tiene que incluir, de forma interdisciplinaria, "transformaciones jurídicas del Derecho Laboral; nuevas formulaciones con las ART y la eliminación del Código Civil en la resolución de problemáticas accidentales que puedan estar perfectamente tabuladas".

Además, Marty pide "exigencias profesionales" para ser gremialistas. "Los mismos deberán realizar cursos especializados de legislación comparada para ocupar dichos cargos por tiempos determinados; no tener antecedentes dolosos. Los que en la actualidad están en tareas ejecutivas hay que exigirles declaraciones juradas de bienes, haciéndola extensiva desde la fecha en que el ex ministro de Trabajo Alfredo Atanasoff, prohibió la publicidad de las declaraciones de bienes de sindicalistas a los que están en funciones", asegura.

Los legisladores que traten la nueva legislación laboral –afirma– "deberán estudiar los litigios que están en tránsito para ordenar los desvíos en que incurre la clase trabajadora dirigidos por sindicalistas; que interfieren con su actuación en el área judicial; logrando con su actuación conquistas irracionales y contrarias a las empresas y a la cultura del esfuerzo y del trabajo".
En diálogo con Diario UNO, el empresario también hizo referencia a otros temas de la realidad de la Argentina, temas que también aborda en los 29 ensayos que ha escrito.

–¿Usted sigue apoyando la gestión del presidente Macri?
–Sí, lo apoyo en su visión futurista, pero tengo diferencias pragmáticas para enfocar las prelaciones que son fundamentales para producir un shock de crecimiento que ataque a la inflación en su raíz productiva. Igual creo que el señor Presidente, con un gran esfuerzo personal y de gran parte de nuestro pueblo, ha puesto a Cambiemos con tremendas responsabilidades en la puerta del futuro, para que los argentinos integrados podamos entrar, de frente y no de espaldas, al mundo desarrollado y lograr la construcción de la gran Nación que nos merecemos.

–¿Que puede pasar si el Presidente no logra aprobar su proyecto de reforma laboral?
–En ese caso, los argentinos vamos a seguir durmiendo la gran siesta. Por eso, es necesario instrumentar cambios que he propuesto en mis ensayos, para producir una reforma en la explotación del petróleo, de la cual tenemos reserva para 50 años y la explotación del gas, que tenemos reservas para 200 años. Es necesario asociarnos con empresas extranjeras para la explotación del Litio; la minería y acelerar en estrategias con Holanda para obras hidráulicas que protejan el núcleo productivo de la Pampa Húmeda, que se está transformando en un gran lago argentino. A pesar de todas las contradicciones climáticas, el campo ha producido 137 millones de toneladas de granos que da las bases para un crecimiento y desarrollo planificado; donde puede incluirse estrategias financieras como es el trueque, con especialistas en este tipo de negociación para grandes obras de infraestructuras que el país necesita de inmediato ya que no dispone de capital financiero.

–¿Le parece esta una forma viable de generar recursos?

–Esta es la forma pragmática para que la sociedad argentina resuelva sus problemas políticos, económicos, sociales, geográficos y geopolíticos; para dar un salto de neto corte futurista y darnos la posibilidad de poder vivir civilizadamente.

–¿Por qué la Argentina ha llegado a esta situación?
–El escenario descendente de nuestra Argentina en el orden institucional tiene muchas causalidades, no solo de la herencia recibida de la anterior administración kirchnerista sino que a medida que avanzan los acontecimientos uno va tomando conciencia de que la asociación ilícita no sólo estaba formada por la dirigencia populista que nos gobernaba; sino que, además, los socios del silencio han permitido que en sectores no gubernamentales que incluyen gestiones privadas y semi públicas esté plagada de una corrupción acompañada de un relato que va a ser lo más difícil de cambiar para esta Argentina. Estamos hablando de un espacio continente y que sigue intentando entrar de espaldas y no de frente en la historia del mundo desarrollado.

–¿Esta situación que Usted describe la alcanza a visualizar el ciudadano de a pie?
–Esto lo podrá visualizar cualquier ciudadano con el ejemplo televisivo de algunos sectores gremiales, donde se puede ver claramente el robo organizado.

Fuente:

Más Leídas