Diario Uno > Economía

El pedido de renuncia al director del Banco Central sacudió el tablero

BUENOS AIRES (NA) - La presidenta Cristina Kirchner le pidió hoy la renuncia al jefe del BCRA,Martín Redrado, quien se negó a acatar la orden y decidió resistir en el puesto,

amparándose en que su desplazamiento requiere acuerdo del Senado, lo cual desató una tormenta

Te puede interesar...

política de proporciones en el arranque del 2010.

El intento de despido de Redrado se produjo luego de que la jefa de Estado fue informada

sobre la negativa del titular del Banco Central de autorizar el uso de reservas para la creación

del Fondo del Bicentenario, con el cual se garantizarán pagos de deudas por 6.569 millones de

dólares.

El pedido de renuncia le llegó a Redrado a través del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández,

pero la respuesta del titular del Central fue contundente: dijo que sólo se irá si el Senado lo

desplaza, como lo dispone la Carta Orgánica del Banco Central.

Cobos: El Congreso debe autorizar el uso de los fondos para endeudarse

El vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, consideró hoy que la autorización para usar

reservas con el fin de pagar deuda debe surgir del Congreso, en otra declaración contraria a

posiciones de la Casa Rosada, inmersa en una dura disputa con el jefe del BCRA, Martín Redrado.

"Esto contribuiría a brindar certidumbre ante la situación planteada en torno a la

afectación de reservas del Banco Central de la República Argentina", sostuvo Cobos.

En un comunicado en el que habló sobre el Fondo del Bicentenario, el vicepresidente señaló

que "para retomar una senda de comportamiento institucional es imprescindible que los dictámenes

sobre la validez o no del Decreto de Necesidad y Urgencia que crea dicho Fondo del Bicentenario

sean consideradosde inmediato por el Congreso de la Nación, en una sesión especial".

Cobos dijo que, en el caso del Senado, sería "el miércoles 3 de febrero, salvo que las

circunstancias aconsejen adelantar la fecha prevista. Esto contribuiría a brindar certidumbre ante

la situación hoy planteada en torno a la afectación de reservas del Banco Central de la República

Argentina".

El titular del Senado de la Nación advirtió que "sólo el Congreso puede instruir por ley al

Banco Central en torno a la utilización de reservas, tal como sucedió en diciembre de 2005, cuando

el Ejecutivo le solicitó al Poder Legislativo la ratificación por ley de la cancelación de deuda

con el Fondo Monetario Internacional".

"Tenemos que considerar que el Banco Central debe cumplir con sus funciones que son: ser

agente financiero del Estado Argentino, el administrador de sus reservas, el ejecutor de la

política monetaria y cambiaria, el representante ante todas las instituciones financieras

internacionales de las que es miembro la Nación; si esto no se cumple se podría deteriorar la

participación del país en el exterior y su imagen hacia el mundo", alertó Cobos.

Lavagna: "Con vistas a la elección de 2011, el Gobierno quiere aumentar la

deuda"

Varios economistas cuestionaron hoy con dureza la decisión de la Casa Rosada de pedirle la

renuncia al titular del Banco Central, Martín Redrado, por su negativa a utilizar reservas para el

pago de deuda, con la creación del Fondo del Bicentenario.

El ex ministro de Economía Roberto Lavagna cuestionó a la oposición por enfrascarse en esa

discusión en lugar de poner el foco en lo que, para él, es lo central del proceso actual: el camino

a "un mayor endeudamiento" por el que se dejará "una herencia tremendamente pesada" al próximo

Gobierno.

En una clara crítica a los dirigentes que participan del debate sobre si Redrado debe o no

renunciar, Lavagna se quejó: "No he escuchado a nadie de la oposición que diga que el tema central

es si el país va a volver a empezar como en los años noventa a tirar para adelante sobre la base de

endeudarse en el exterior y dejarle a la próxima administración una herencia tremendamente pesada".

"Para mí, la cuestión de fondo es que lo que está ocurriendo hoy en realidad es un paso más,

de varios dados en los últimos tres meses, camino a un mayor endeudamiento", dijo el ex ministro,

en declaraciones a radio El Mundo, sobre el uso de las reservas del Banco Central para cancelar

deuda externa.

Según el ex funcionario de Eduardo Duhalde y de Néstor Kirchner, el Gobierno "se ha gastado

desde 2006 hasta ahora todo el superávit fiscal, tiene cuentas públicas en rojo y en consecuencia,

con vistas a la elección de 2011, quiere entrar en un nuevo proceso de aumento de la deuda".

Pichetto atacó a Redrado

El jefe del bloque del Frente para la Victoria del Senado, Miguel Pichetto, anticipó hoy que

la bancada oficialista está dispuesta a iniciar el trámite para remover al presidente del Banco

Central, Martín Redrado.

Pichetto expresó que si en las próximas horas Redrado continúa en su cargo, el oficialismo

estaría dispuesto a iniciar el procedimiento que establece la Carta Orgánica del Banco Central para

la remoción.

El jefe de los senadores oficialistas lamentó que Néstor Kirchner no haya modificado durante

su Presidencia la Carta Orgánica del Banco Central y dijo que llegó el momento de

"sincerarse" y "liquidar la autarquía" de la entidad.

El legislador recordó que el Decreto de Necesidad y Urgencia que ordenó crear el Fondo del

Bicentenario está vigente y que se necesita mayoría en ambas cámaras del Congreso para poder ser

anulado".

En declaraciones a Radio 10, Pichetto insistió con la necesidad de la renuncia del

presidente del Central porque "desautorizó una orden de la Presidenta".

"Es incompatible un sistema financiero en donde su entidad monetaria más importante no

acompañe la política oficial", agregó.

"Si tiene un acto de responsabilidad, debería renunciar. Lo tendría que haber hecho cuando

se dio cuenta que no estaba de acuerdo con el Fondo del Bicentenario", agregó.

Al ser consultado sobre la reunión que Redrado mantuvo este mediodía con líderes de la UCR,

opinó que fue una "chiquilinada" por parte de Redrado.

Y reiteró su advertencia que en caso de que no retroceda en su posición, "quedaría afectada

la autoridad Presidencial".