Economia Domingo, 25 de noviembre de 2018

El negocio de las franquicias se afianza en época de crisis

Hamburgueserías, dietéticas, venta de alimentos orgánicos y cervecerías artesanales, son los rubros que explotaron.

Victoria CuntoDe El Cronista especial para UNO

Con una economía en recesión, 2018 es el año de las franquicias low cost y el segmento gastronómico. Así, con el peso argentino como la segunda moneda más devaluada de los países emergentes, según el ranking Bloomberg, el franchising se afianza como el modelo de negocios por excelencia con la economía de escalas como principal atractivo.

"Es un momento para invertir en franquicias: en períodos económicos florecientes suele haber menos oportunidades y es más caro el ingreso. En un período de crisis siempre aparece alguna oportunidad", analiza Mario Comi, gerente general de Francorp, empresa especializada en el desarrollo de franquicias.

Carlos Canudas, director general de la consultora de franchising que lleva su nombre, explica: "La franquicia no garantiza el éxito, pero minimiza los riesgos de operación".

Y agrega: "Un negocio independiente muere el 80% antes del primer año y los índices de mortandad de la franquicia son del 10% o 12% al cabo de cinco años". "Las empresas eligen este sistema porque les permite afrontar mejor la situación económica del país frente a los negocios independientes", comenta Roberto Marcelo Russo, director de la Guía Argentina de Franquicias (GAF).

En este contexto, datos de la GAF 2018-2019 y la última investigación de "Franquicias en el Mundo", realizado por el estudio Canudas, establecen que el sector registra 209.000 empleos, 34.000 puntos de ventas (PDV), 15.402 locales y un mercado total de 1.000 marcas y 30.000 franquiciados.

A nivel local, el rubro gastronómico representa el 38% del mercado de franquicias con un fuerte auge de cervecerías artesanales y hamburgueserías gourmet; afianzándose además el negocio de las dietéticas y la venta de alimentos orgánicos. También en ascenso está el mercado de servicios, una opción de menor costo de inversión (aunque luego si requiera mayor recurso humano) expandiéndose, por ejemplo, los comercios de uñas, depilación definitiva y aplicación de pestañas.

Otra práctica que llegó de la mano de la crisis económica es el refranchising. Esta modalidad, que a nivel mundial está siendo adoptada por numerosas marcas como McDonalds, Coca-Cola y Wendys, implica que la empresa venda sus propios locales en formato de franquicia.

En su segunda edición, además, la guía que analizó la oferta de 212 empresas lo que representa el 21,2% del mercado estableció el top ten de franquicias, liderado por Rapipago (4.000 locales), Lave Rap (1.447) y Grido (1.404). Atrás aparecen supermercados Día (608), Sei Tu Gelato (330), Colorshop (255), Arlequin Helados (252), Bonafide (220), Subway (190) y Grandiet (169).

Las proyecciones para el 2019 prevén crecimiento. Russo señala que viene sostenido: "Esperamos un crecimiento de alrededor del 10% en el aumento de marcas y el 7% en el otorgamiento de nuevas franquicias".

"No hay industria que crezca más que la franquicia", aporta Canudas. "De acuerdo a la cantidad de presupuestos que nos solicitaron en la primera mitad de año, el estudio superó las expectativas".

Más noticias