Diario Uno Economía

Brasil dejó de ser el principal mercado donde se colocan los productos mendocinos. EE.UU. le gana en volumen. Parte de la caída se debe al freno del crecimiento del país gobernado por Dilma Rousseff.

El Mercosur es el elegido: cambia la matriz de las exportaciones de Mendoza

Por UNO

Por Claudia Pagliarulonye@diariouno.net.ar

Seguir leyendo

Durante 2012, el 28,97% de las exportaciones de Mendoza tuvieron como destino países del Mercosur. En efecto, según las estadísticas de ProMendoza, el año pasado la provincia exportó 1.836 millones de dólares, de los cuales 532 millones de dólares fueron a Brasil, Paraguay, Uruguay y la recientemente incorporada Venezuela.

El porcentaje es similar al de 2011, cuando sobre 1.846 millones de dólares exportados el 29,11% fue a destinos integrantes del Mercosur, sin contar Venezuela.

Al analizar las cifras surge que las exportaciones mendocinas se retrajeron levemente luego de tres años de crecimiento sostenido y en esto mucho tiene que ver el intercambio comercial con el Mercado Común del Sur. De hecho, uno de los datos más llamativos es que Brasil, nuestro “principal comprador” perdió el primer lugar como destino de nuestras exportaciones y pasó a ocupar el segundo puesto después de Estados Unidos.

Paralelamente, otro dato que llama la atención es que al tiempo que las exportaciones a Brasil decrecían, aumentaron las de Venezuela. Este país, que se incorporó al Mercosur en agosto del año pasado, trepó del séptimo al cuarto puesto de destino de nuestras exportaciones.

Baja BrasilEn 2011, las exportaciones al gigante sudamericano representaron para Mendoza 468 millones de dólares, mientras que en 2012 la cifra bajó a 349 millones. Contrariamente, los envíos a Estados Unidos crecieron de 393 millones a 453 millones de dólares.

Parte de la caída de las exportaciones a Brasil se explica en el freno del crecimiento de la economía de ese país, sumado a algunas rispideces que marcaron la relación comercial con el nuestro. Ejemplo de ello fueron las licencias no automáticas de ese país para el ingreso de vino y de duraznos en lata argentinos, que impactaron en las ventas de la industria local.

Sin dudas, pertenecer al mercado común trae ventajas, especialmente para los pequeños exportadores, que por la cercanía de estos países achican costos de envío.

Pero al mismo tiempo los vínculos con este bloque y en particular la Brasil-dependencia que tienen algunos productos mendocinos como el ajo también acarrean dificultades cuando las relaciones atraviesan algún cortocircuito o cuando la economía en aquel país sufre algún retroceso y se ralentizan sus importaciones.

Para el ministro de Agroindustria y Tecnología, Marcelo Barg, “los beneficios del Mercosur son claramente visibles. El 30% de nuestras exportaciones van al Mercosur, en particular manufacturas de origen agropecuario, que son una fuente importantísima de empleo en la provincia. Sobre un total de 1.800 millones de dólares de exportaciones, 530 millones de dólares de fueron al Mercosur”.

El año pasado luego de la exportación de naftas para petroquímica, los productos más exportados a Brasil fueron el ajo, que aunque elevó levemente sus cantidades bajó de 97 a 57 millones de dólares; el vino fraccionado, que descendió de 56 a 49 millones de dólares, y las aceitunas en conserva, que bajaron de 42 a 37 millones. Les siguieron las peras en fresco, que subieron de 28 a 33 millones y las ciruelas desecadas sin carozo, que crecieron de 11,1 a 11,6 millones de dólares.

La lista se completa con aleaciones de ferrosilicio, ciruelas desecadas con carozo, manzanas en fresco, jaleas y mermeladas y cebollas, polipropileno y duraznos en almíbar, que bajaron de 16 a 5 millones de dólares.

Según analiza el ministro Barg, estos números se deben a que “el año pasado fue un año particular porque hubo inconvenientes con las licencias no automáticas que fueron resueltos en el último trimestre del año. Hoy la situación ha mejorado mucho, a partir de acuerdos de las cancillerías y sobre todo de la cumbre Mercosur-Unasur que se desarrolló en Mendoza, en lo que se refiere a las trabas de los productos mendocinos, particularmente en Brasil”.

Sube VenezuelaMientras las exportaciones a Brasil caían 25,51%, las de Venezuela crecían 138%, de la mano de la buena relación que mantienen los Ejecutivos a nivel nacional y de la apertura de la oficina de ProMendoza en ese país.

Pasaron de 49 a 118 millones de dólares. Pero aquí el componente es distinto. “La apuesta que estamos haciendo en el caso de Venezuela tiene mucho que ver el tema metalmecánico”, indicó Barg.

El ranking de productos exportados a Venezuela lo encabezan las turbinas hidráulicas, que significaron en 2012, 44 millones de dólares contra los 12 millones del 2011. La lista sigue con partes para lámparas (29 millones), bombas centrífugas (9 millones) y paneles de control eléctrico (6,3 millones). Recién en quinto lugar aparece el vino fraccionado (6 millones).

Aunque estos números aún están lejos de lo exportado a Brasil, le permitieron a Venezuela trepar del séptimo lugar de destino de nuestras exportaciones al cuarto lugar, detrás de Estados Unidos, Brasil, y Canadá, en apenas un año.

Desde el Gobierno provincial esperan que una situación similar se dé con la incorporación de Bolivia al Mercosur, que firmó su adhesión en diciembre de 2012 y sólo faltan las ratificaciones de los países miembros.

“Bolivia también tiene una importante industria petroquímica y nosotros tenemos muchas empresas que podrían ser proveedores del sector petrolero, que es lo que estamos tratando de incentivar en el caso venezolano”, dijo Barg.

Paraguay y Uruguay Menos representativos en la torta son Paraguay y Uruguay. Las ventas a la tierra guaraní también bajaron en 2012 con relación a 2011, mientras que al vecino rioplatense se incrementaron levemente.

En 2012, Mendoza exportó a Paraguay 35,8 millones de dólares contra 42,2 millones de 2011. Los mayores aportes correspondieron a la venta de vino fraccionado, duraznos en almíbar, butano, jaleas y mermeladas y vinos espumosos.

Mientras, a Uruguay se exportaron el año pasado 28,2 millones de dólares, cuando el año anterior se habían vendido 26,5 millones de dólares. Los principales productos que Uruguay le compra a Argentina son: duraznos en almíbar, vino fraccionado, tubos rígidos, manufacturas de yeso, accesorios para tubería y vinos espumosos, entre otros.

Perspectivas y temas pendientes“Con los países con los que hay un importante flujo de intercambio comercial, como Brasil o el Mercosur en general, uno no está exento de dificultades. Es como un matrimonio. Hay momentos de tensión y es lógico que así sea. Cada uno de los países defiende sus intereses, sus industrias, sus productores. Pero lo importante de rescatar es el objetivo de la integración y el hecho de que países como Bolivia o Ecuador desean ingresar, lo que significa tener cada vez mayor integración con los países de Sudamérica”, rescata el titular de la cartera de Agroindustria.

Para Barg, después de las dificultades del año pasado, 2013 se presenta con mejores perspectivas, ya que el ajo logró un mejor precio, se logró destrabar las licencias no automáticas para el vino y se consiguió un cupo mayor para el ingreso de latas de durazno, que pasó de 10,5 millones a 12,5 millones de latas.

“Para nosotros los países del Mercosur son socios comerciales importantísimos, con los cuales hay muchos ejes para seguir profundizando no sólo en el comercio sino también en la cultura, en el turismo, en infraestructura y en la faz logística”, destacó el ministro. En este punto, Barg destacó el rol estratégico que cumple Mendoza, con el gobernador Francisco Pérez como presidente del Foro de Gobernadores e Intendentes del Mercosur.

Por último resaltó que “lo importante es el tremendo nivel de diálogo que existe al más alto nivel político. La relación entre los presidentes del Mercosur es excelente y eso se traduce en el día a día de las cancillerías, de las secretarías de Comercio Exterior y las distintas comisiones que funcionan en el Mercosur”.