Diario Uno > Economía

El Índice Construya creció 4 por ciento en febrero y 3,2% en el primer bimestre del año

El Índice Construya, que mide los volúmenes de materiales e insumos vendidos al sector privado de la construcción, creció 4 por ciento en febrero con respecto a igual mes del año pasado y acumula una mejora interanual del 3,2% en el primer bimestre de 2013.

El indicador mostró que en el segundo mes del año, en términos desestacionalizados, los volúmenes despachados registraron un incremento del 8,8% con respecto a enero pasado. Los productos para la construcción que fabrican empresas líderes que conforman el Grupo Construya y que están incluidos en la medición son cal, ladrillos cerámicos, cemento portland, aceros largos y carpintería de aluminio.

Te puede interesar...

La nómina continúa con pisos y revestimientos cerámicos, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes, sanitarios, grifería y caños de conducción de agua, entre otros. Este miércoles se conocerán datos oficiales del Índice de Costo de la Construcción de febrero, divulgados por el INDEC.

El mes pasado, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó que el costo de la construcción registró en enero una suba del 0,4 por ciento con respecto a diciembre de 2012, impulsada por aumentos del 0,9% en Materiales, 0,7% en Gastos generales y 0,1% en Mano de obra.

En este contexto, analistas del sector inmobiliario insisten en marcar las dificultades por las que transita el mercado, tanto en el ámbito de las unidades nuevas, como en el caso -y en especial- de las usadas.

A propósito, un informe publicado este lunes en el portal especializado Reporte Inmobiliario, y referido a la pesificación del sector a causa del cepo cambiario impuesto por el Gobierno, planteó que "la compraventa en pesos sigue siendo una realidad difícil de sortear".

Indicó, asimismo, que "si se compara el valor de un inmueble de hace dos años se podría inferir que hoy se debería disponer de 75% más de pesos para comprar la misma propiedad". El análisis planteó que "nadie discute a estas alturas que el mercado inmobiliario sería mucho más sano si se pudiera operar para compraventas en pesos".

"Pero luego de 16 meses de implementado el cepo cambiario se puede afirmar que por lo menos en la ciudad de Buenos Aires, en gran parte del Conurbano y en las principales plazas del país es difícil convencer a los propietarios de que olviden las cotizaciones históricas de sus propiedades en dólares", agregó.

Según Reporte Inmobiliario, esta situación "causó un gran desfasaje para los precios si se piensan en moneda local" y señaló que "la cuenta es simple, un inmueble que hace exactamente dos años tenía un valor de mercado de U$S 100.000, estos dólares pasados a pesos representaban en ese momento unos 403.000 pesos argentinos".

"Si a esos 100.000 dólares los transformamos en 90.000 hoy aceptando la mayor flexibilidad que podría mostrar el propietario en ceder a una quita de precio en base a lo complejo de concretar una venta en la actualidad", consignó.

"Estos 90.000 dólares representarían $455.400 al cambio oficial, pero $705.000 si el posible comprador-interesado no tuviera acceso al mercado oficial de cambios", indicó. El informe señaló que "en resumen y siendo realistas, de 403.000 pesos argentinos que hubiera abonado por el inmueble hace dos años, hoy debería disponer de $ 705.000 para adquirir la misma propiedad, o sea casi un 75% más de dinero".

Finalmente, remarcó que "75% más no es poca cosa, ya que el actual comprador necesitaría 302.000 pesos más que hace dos años"y añadió que "ésta es una gran complicación que se está reflejando estadísticamente en la caída de compraventas, sobre todo de los inmuebles usados".

Fuente: NA