Economía

La crisis en los países árabes y sobre todo la situación en Libia, serán temas que estarán sobre la mesa en la agenda de las siete potencias industriales más Rusia.

Comienza este jueves en Francia la Cumbre del G8

Por UNO

La Cumbre del G8, que incluirá la presencia de los Jefes de Estados de las ocho principales economías del mundo, comenzará mañana en la estación balnearia de Deauville, Francia, rodeados de un impresionante operativo de seguridad por aire, tierra y mar.

La crisis en los países árabes y sobre todo la situación en Libia, serán temas que estarán sobre la mesa en la agenda de las siete potencias industriales más Rusia.

Sin embargo, Moscú anticipó que no dejará que el G8 discuta "medidas de presión y sanciones" contra los regímenes del mundo árabe acusados de reprimir violentamente los movimientos de protesta, según indicó hoy el Kremlin en un comunicado.

"El G8 (...) no debe transformarse en un órgano que proponga medidas de presión y sanciones", subraya la Presidencia rusa en el comunicado emitido en la víspera del inicio de la cumbre.

"Rusia continuará trabajando con relaciones bilaterales mutuamente ventajosas con los países de Medio Oriente y Africa del Norte que atraviesan dificultades políticas, económicas y humanitarias", precisó la presidencia rusa.

Moscú multiplicó las críticas contra la posición dura adoptada por los Estados occidentales que acusan a los regímenes del mundo árabe, en particular a Siria, de reprimir los movimientos de populares que aspiran a cambios democráticos.

También se opuso a que se lleven a cabo discusiones en la ONU sobre una resolución de condena al régimen sirio y acusó a la coalición que bombardea Libia de violar la resolución de la ONU que autoriza recurrir a la fuerza para proteger a los civiles.

La crisis en Japón originada por la catástrofe de la planta nuclear de Fukushima, también estará sobre la mesa de discusión, ya que la problemática por ese tipo de energía involucra a países como Alemania, que vive desde hace meses inmerso en una discusión para saber si finalmente desactiva sus viejas plantas nucleares.

La presencia de presidentes y jefes de EStado transformó a Deauville en una fortaleza por el dispositivo de seguridad desplegado por el gobierno francés, que incluye a mas de 12.000 policías y efectivos de seguridad.

Con importantes medidas de seguridad, Francia pretende tomar todos los recaudos necesarios para impedir desbordes en las manifestaciones o atentados contra una Cumbre que reunirá a mandatarios de Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, Japón, Italia y Canadá.

Y como si no fuesen pocas esas presencias, habrá otros ocho invitados: la Unión Europea y siete Jefes de Estados de naciones africanas para discutir sobre narcotráfico internacional.

Como ante cada Cumbre del G-8, en esta ocasión se organizará también una contra cumbre. La misma tendrá lugar en la industrial y portuaria ciudad de Le Havre bajo el lema “G8 vete”, convocada por 34 asociaciones, sindicatos y organismos no gubernamentales.

Disuadidos por el operativo de seguridad, los manifestantes antiglobalización se reunirán del otro lado del estuario del río Sena, que desemboca en el Canal de La Mancha, pero también habrá manifestaciones en Caen, Toulouse, Marsella, París y Berlín.

Los organizadores esperan convocar a 10.000 personas a Le Havre, cuyos comerciantes temen por posibles incidentes y desbordes, como ha ocurrido sistemáticamente en cada cita del G8.

Télam

Dejá tu comentario