Economia Lunes, 19 de noviembre de 2018

Cayeron estrepitosamente las reservas de argentinos en Chile

La devaluación del peso pegó fuerte en los bolsillos de los argentinos y todo indica que ese golpe se hará más visible este verano, con muchas menos familias viajando a Chile para pasar sus vacaciones. Por la baja cantidad de reservas, que para esta época en años anteriores ya estaba completa, los departamentos en la zona costera predilecta de los mendocinos mantienen los mismos precios que el verano pasado.

A diferencia de lo que ocurrió en el verano del 2017 (y en menor medida en el del 2018), cuando las reservas de departamentos en Reñaca, Concón y Viña del Mar estuvieron a pleno, para la temporada de verano 2019 la situación empieza a preocupar a los especialistas chilenos del rubro.

"Este verano pasado ya notamos una leve baja porque el tema de los precios se empezó a equiparar, por lo que los que más venían eran para vacacionar, no tanto a comprar. Ahora en este invierno y estos últimos meses se nota que bajaron mucho las reservas. Yo, a estas alturas en otros años, tenía prácticamente vendida la primera quincena de enero y ahora tengo muy pocas reservas", explicó Claudia Araya, especialista en alquiler de departamentos amoblados, que trabaja en la empresa Red Global Chile.

Claudia maneja el alquiler de más de 50 departamentos en toda la zona y la decisión de los dueños, producto de la preocupación por la baja en los pedidos para diciembre, enero y febrero, fue ofrecer flexibilidad para señar y, además, mantener los mismos precios que tuvieron la temporada pasada.

"Habitualmente, los dueños me piden ir subiendo los precios cada temporada. Este año sugerí que no subiéramos los valores y que me dieran la posibilidad de hacer rebajas, si vienen por más de una semana, es decir, con una tarifa de descuento", aseguró Araya.

En ese sentido, la experta explicó que un departamento para cuatro personas, es decir, de dos dormitorios, en Viña del Mar centro, está a entre U$S100 y U$S130 la noche. El alquiler de un departamento de primera línea frente al mar está entre U$S130 o U$S160 la noche.

Reñaca, que suele ser mucho más caro en verano, tiene alquileres 150.000 pesos chilenos (U$S220) la noche en pleno borde costero.

Ese tipo de departamentos, según explicó Araya, se pueden comparar con hoteles tres estrellas, que en esa zona tienen costos similares. Es decir, que para este verano en Chile se podrá alquilar desde $3.500 hasta $7.870.

Flexibilizar la seña

Otra medida adoptada por los dueños de los departamentos de la costa de Chile tiene que ver con facilitar la reserva bajando algunos requisitos.

Generalmente, la mayoría pide 50% del total del alquiler por adelantado, para resguardarse en caso de que los turistas cancelen a último momento. Sin embargo, para esta temporada, ese requisito se flexibilizó y en algunos casos, como máximo están pidiendo el 30%.

"A los que son clientes habituales les pedimos una seña mínima, más que nada como compromiso. Al enviar dinero, los giros tienen un costo alto, por eso estamos dando esas facilidades", dijo Araya.

De todas formas, a pesar de todas estas medidas, por el momento la situación no se reactiva y ya preocupa a los chilenos, que el 95% de los turistas que reciben en verano son argentinos.

Reñaca, más caro. Los departamentos allí son más caros que en Viña del Mar y Concón. También se encuentran precios más bajos en Maitencillo o Zapallar, dos lugares que últimamente ganaron muchos turistas.

3.500 pesos el mínimo por noche. Un departamento para cuatro personas, es decir, de dos habitaciones. El precio máximo para ese alojamiento alcanza los $7.800.

Más noticias