economia economia
lunes 29 de enero de 2018

Casi 71% de los vehículos vendidos en el país fueron importados

Así lo revela un informe privado que se conoció este lunes. El déficit en el sector automotriz alcanzó los 3.560 millones de dólares.

Siete de cada diez autos nuevos vendidos en la Argentina durante el 2017 fueron importados, según un informe privado.

El estudio, elaborado por IES Consultores, revela que la producción automotriz en el año pasado se mantuvo prácticamente igual que en 2016 y si bien crecieron las exportaciones, las importaciones aumentaron casi 50% y alcanzaron un nivel récord.

La balanza comercial en el sector automotriz arrojó en 2017 un déficit de 3.560 millones de dólares, contra 1.678 millones del año anterior, lo que significó un fuerte aumento del 112,2%.

La producción de automotores registró en 2017 una ligera baja del 0,1% contra el año anterior, interanual en el 2017, al fabricarse 472.158 unidades.

Al desglosar por segmentos, los utilitarios mostraron un crecimiento del 16% interanual, mientras que los automóviles registraron una caída del 15,6%.

Las ventas totales a concesionarias en el mercado interno treparon a las 883.802 unidades en 2017, un 22,5% superior respecto a las cantidades del 2016.

En el caso de los patentamientos, el incremento fue de 26,9% en igual período, detalle el informe redactado por la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales.

En 2017 se exportaron 218.259 unidades, lo que equivale a un incremento del 9,2% sobre los 199.916 automotores vendidos al exterior en 2016.

En valores, las ventas externas totalizaron 4.959 millones de dólares, y crecieron 16,2% frente al 2016.

Las compras externas crecieron un fuerte 48,4% en unidades al comprarse del exterior 699.051 automotores, es decir que de las ventas al mercado interno, el 70,9% fue provisto independientemente de la producción local.

Las compras externas en valores el año pasado, alcanzaron un récord histórico de 8.519 millones de dólares y mostraron un importante avance del 43,3% con respecto al 2016.

El saldo comercial en 2017 arrojó un resultado negativo récord de 3.560 millones de dólares al contemplar todos los tipos vehículos.

Si tomamos en cuenta que durante el 2016 se había registrado un déficit de 1.678 millones de dólares, es posible decir que nos encontramos ante un incremento del 112,2%.

La ampliación del saldo deficitario estuvo motivada por un incremento de las unidades importadas superior al avance de las ventas al exterior, que fue generado tanto por el crecimiento de las cantidades como de los precios medios.

Para Alejandro Ovando, director de IES Consultores, "las perspectivas para 2018 indican que podría tratarse del año de despegue de la industria, siempre teniendo como pilar la producción de pick-ups dentro de un marco expansivo de la demanda externa".
Fuente:

Más Leídas