Economia Lunes, 19 de marzo de 2018

Bono fiscal II: todo lo que hay que saber para acceder

Permite diferimiento en Ingresos Brutos a firmas que presenten proyectos que generen empleo y "compre local". Se le dará prioridad a los que propongan el uso de recursos renovables

El Gobierno anunció hace pocos días el lanzamiento del Bono Fiscal II, una herramienta financiera que las empresas inversoras podrán utilizar para pagar Ingresos Brutos.La primera etapa -que se cumplió en 2017- fue considerada un éxito porque se presentaron más proyectos de los esperados. Se seleccionó a 52 compañías entre las que se terminarán repartiendo un total de $ 1.000 millones en bonos.Para la segunda vuelta, se priorizarán los proyectos que contraten personal y que opten por el "compre mendocino", con la idea de motorizar la mayor actividad posible en la economía local. Cada firma recibirá una cantidad acorde al tamaño de inversión proyectada, los empleos a generar y la cantidad de dinero que se destinará a "compre local".Sin embargo, la sola aprobación de los proyectos no alcanza para que los empresarios reciban los bonos. El ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, aclaró que "el beneficio fiscal se otorgará sólo después de que las compañías finalicen las inversiones". Aún en el pleno funcionamiento de la primera etapa, el Gobierno anunció la emisión de la segunda etapa del bono fiscal por un monto total de $1.000 millones. En este caso podrán especial hincapié en apoyar a los proyectos destinados a concretar inversiones en energía renovable.Se estima que antes de fin de año estará todo el papeleo listo para poner en marcha el proceso de selección. El bono permitirá un diferimiento impositivo en Ingresos Brutos equivalente al 50% de la inversión (en la primera edición correspondía al 100%). En este caso el beneficio es menor con la idea de poder abarcar la mayor cantidad posible de proyectos. Para acceder a los descuentos es necesario que los proyectos estén terminados en su totalidad y con todo el personal contratado de acuerdo con lo que presentaron en el proyecto inicial. Guía práctica en ocho preguntas y respuestas

1- ¿De qué tamaño tienen que ser las empresas?

El tamaño de la empresa en sí mismo no es un condicionante. Pero siempre se priorizarán los proyectos que generen la mayor contratación de empleo posible. En la caso de las pymes, que tienen pocos empleados, estarían más complicadas para presentar un proyecto que suponga un gran crecimiento de su planta de personal. En ese caso es más beneficio que se sumen al registro de la Ley Pyme, que plantea una serie muy amplia de beneficios, descuentos, financiamiento y ayudas.

2- ¿Qué requisitos hay que cumplir para acceder ?

El Gobierno publicará en fecha a confirmar el reglamento completo en la web de gobierno ( www.mendoza.gob.ar). Allí se pedirán datos de las firmas, una sinopsis del proyecto y datos sobre tres aspectos centrales: la generación de empleo directo e indirecto; a cuántos actores de la cadena de valor se podría involucrar con el proyecto; y lo estratégico de la inversión de acuerdo al rubro de que se trate.

3- ¿Cuándo estará disponible?

El Gobierno espera que antes de fin de año esté todo listo para empezar a recibir proyectos.

4- ¿Pueden acceder quienes deban impuestos ?

Las firmas no tienen que ser deudoras de ningún impuesto provincial. De hecho, en la primera emisión del bono, uno de los factores por lo que quedaron muchos proyectos fuera de carrera fue porque las firmas le debían al fisco.

5- ¿Pueden acceder quienes tengan personal en negro?

No. Porque justamente lo que se busca es mejorar la calidad y la cantidad del empleo.

6- ¿Pueden acceder quienes tengan algún otro beneficio como subsidio estatal o REPRO?

No, porque es incompatible que una empresa que está pensando en invertir para expandirse esté recibiendo ayuda estatal porque esté atravesando una situación financiera complicada.

7- ¿Hay proyectos que tendrán prioridad sobre otros?

Sí, se les dará especial importancia a los proyectos destinados a privilegiar la eficiencia energética y que utilicen los recursos renovables como la energía solar o eólica.

8- ¿Qué alternativas hay para las pymes por fuera del Bono Fiscal II?

El proyecto de Fomento a la Generación de Empleo está pensado para las firmas chicas. El mismo consiste en otorgar un crédito fiscal que podrá aplicarse como pago a cuenta de Impuesto sobre los Ingresos Brutos y/o Impuesto a los Sellos. Lo podrán usar las pequeñas empresas de Mendoza que hayan incrementado o incrementen en un 10% la cantidad de trabajadores contratados. Los beneficiarios recibirán un certificado de crédito fiscal de hasta $ 14.000 por cada puesto.