Diario Uno Economía
Desde la Cámara de Comercio Exterior advirtieron de que se perdió la ventaja competitiva para vender al exterior. 

El atraso cambiario inquieta a exportadores

José Luis Salas

salas.joseluis@diariouno.net.ar

Los exportadores están preocupados por el atraso cambiario y la inflación, dos factores relacionados entre sí que afectan los envíos del Sur mendocino y del país en general.

Esta situación comienza a socavar el crecimiento experimentado por el sector en la última década.

Daniel Camacho, presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo, explicó que ese período se divide en dos etapas: “Una de mucho crecimiento a partir de 2002-2003, empujado por un tipo de cambio muy favorable para la exportación, con viento a favor hasta el 2007 o 2008”. Y otra a partir de entonces, “cuando se empezaron a perder los beneficios de ese tipo de cambio favorable respecto a los costos internos de producir una mercadería”.

Según el empresario, “hoy el sector exportador está en una situación delicada, con pérdida de competitividad”, porque “actualmente Argentina es un país muy caro para producir”. Consideró que es “una realidad parecida a la 2000 con la convertibilidad”.

Explicó que “el tipo de cambio no crece al mismo ritmo de la inflación y como la moneda de cobranza de una exportación es el dólar, eso significa que con cada dólar que recibe cada vez se puede hacer menos cosas”.

En la edición del 13 de enero pasado, UNO de San Rafael informó sobre la caída de las exportaciones del Sur provincial en 2012, donde tuvo incidencia la crisis de la ciruela y otros factores generales como el atraso cambiario, costos del transporte interno y las demoras en los reintegros.

Por la Aduana local se registraron envíos de unos 125 millones de dólares, un monto menor a los U$S147,5 millones de 2011 y mayor a los U$S107,6 millones de 2010.

Camacho señaló que “el rubro ciruela en este año, por situaciones que no obedecen a la Argentina, es un producto que está demandado y funciona”. Además “estamos con muy buena cosecha y una demanda sostenida, están dadas las condiciones, pero en 2012 no tuvimos tanta demanda y a su vez tuvimos una cosecha menor”.

No obstante, “otros productos no están corriendo la misma suerte, por ejemplo el vino fino fraccionado está perdiendo competitividad por un temo de precios”.

El mes pasado la Específica de Bodegueros de la Cámara de Comercio de San Rafael ya había advertido de que se pierde terreno en el mercado externo, lo que lleva a que se vuelquen esos productos al mercado interno, generando una saturación de marcas.

De todos modos, desde el sector exportador mantienen la esperanza de que tras las elecciones la dirigencia política se aboque a tratar estos problemas. “Albergamos la esperanza de que a partir de octubre se den señales claras respectos a dos temas importantes, uno fundamentalmente la inflación, que debería ser mucho menor a la que tenemos, y otro que haya un tipo de cambio acorde a los costos”, pidió Camacho.

Celebración aniversario

La sucursal San Rafael de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo celebró ayer con un almuerzo en un salón de evento de Las Paredes sus diez años de funcionamiento.

La comida fue la culminación de una serie de actividades organizadas en los días previos para festejar el aniversario.

Además, este cumpleaños precede al cambio de sede, que se producirá en los próximos días, ya que la oficina en Olascoaga 80 se trasladará al segundo piso de la sucursal local de la Bolsa de Comercio de Mendoza, en Pellegrini 120, que el viernes inauguró su edificio ampliado.

La cámara cuenta con más de 150 socios en todo Cuyo y atiende a 600 empresas que hacen tramitaciones de comercio exterior.

 Embed      
Festejo. La sede local de la Cámara de Comercio Exterior organizó un almuerzo.
Festejo. La sede local de la Cámara de Comercio Exterior organizó un almuerzo.
 Embed      

Seguir leyendo