Economía
Si el asesoramiento solicitado requiere un informe escrito, los honorarios del profesional suben a algo más de $1.000. La rebaja anunciada en el pago de este impuesto es muy compleja de calcular y varía según cada contribuyente.

Apenas consultar a un contador por Ganancias cuesta desde $490

Por UNO

Por Sara Gonzálezgonzalez.sara@diariouno.net.ar

Contratar a un contador para saber si corresponde recibir la rebaja en el Impuesto a las Ganancias puede costar desde $490 hasta  $1.120 en adelante. Este es el precio sugerido para los honorarios que establece el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, de acuerdo a una tabla de precios que tiene estipulada y que está disponible en su página web (cpcemza.org.ar).

Estos montos varían si se trata de una consulta sólo verbal. En ese caso, el contador puede cobrar desde $490. Pero si la consulta requiere un informe escrito, el precio se eleva a algo más de $1.000.

A partir de la rebaja anunciada la semana pasada, los empleados en relación de dependencia que entre enero y agosto de 2013 cobraban entre $15.000 y $25.000 de sueldo bruto deberían percibir con la liquidación de mayo una rebaja en la retención de Ganancias.

Según el ejemplo que dio el ministro de Economía Axel Kicillof, un trabajador casado con dos hijos que percibía un sueldo bruto de $20.000 y actualmente tributa $1.280 pasará a pagar $397 por mes en concepto de Ganancias, lo que significará una reducción de 69% en el gravamen y una mejora del salario de bolsillo de 6%. Mientras que un soltero con un sueldo bruto de $20.000 que paga $2.066 tendrá una reducción de 32% y pagará $1.405, con una mejora del salario neto de 5%.

El Gobierno sostuvo además que la medida es retroactiva a enero. Por lo tanto, además de la rebaja, los empleados deberán percibir la devolución de lo que se cobró de más hasta la fecha. Dicho reintegro deberá hacerse en cuotas. El anuncio no tocó el mínimo no imponible, que se mantiene en los $15.000 de bruto. Es decir, este continúa siendo el piso salarial desde el que se descuentan Ganancias.

Pero los cambios no son tan lineales, ya que hay muchas variantes individuales que hacen que sea muy diferente el descuento en cada caso. Por ejemplo, si el empleado es casado, si tiene hijos, si su esposa trabaja, si además es monotributista o si tiene los padres a cargo, entre otras. Por eso, surgen las consultas a los profesionales.

El secretario técnico del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, Carlos del Río, estimó que la mayor cantidad de consultas se comenzará a producir a partir del último día de este mes o los primeros del siguiente, cuando los empleados puedan verificar con el bono de sueldo en la mano si efectivamente se les hizo el descuento que habían calculado.

“Prácticamente, cada caso es individual. El monto de retenciones varía mucho de acuerdo a cada empleado y, por eso, se hace complejo para el empleado establecer cuánto le deben descontar”, remarcó el contador.

Dejá tu comentario