Economia Viernes, 29 de diciembre de 2017

Advierten que el acuerdo de libre comercio con Europa pone en riesgo 186 mil empleos

Los datos fueron revelados por el Observatorio de Empleo, Producción y Comercio Exterior.

El acuerdo de libre comercio que el Mercosur y la Unión Europea firmarán próximamente "pone en riesgo unos 186.000 puestos de trabajo" en el país, advirtió el Observatorio de Empleo, Producción y Comercio Exterior (ODEP) en un informe difundido este viernes.

El reporte estima que cerca de 186.000 puestos de trabajo industriales (133.000 son registrados y 53.000 no registrados) se podrían perder tras la firma del acuerdo; un 11% del empleo industrial actual.

La ODEP llegó a esa conclusión a partir del cálculo de que la entrada de productos europeos más baratos en el mercado regional reemplazaría a los de producción local en el mercado interno y además afectaría a las exportaciones argentinas a Brasil.

Así lo indica el análisis del organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

Paula Español, ex funcionaria kirchnersita y coordinadora de la ODEP, opinó que el acuerdo "limitaría la capacidad de la Argentina de implementar políticas productivas y de desarrollo, ya que además de la desgravación arancelaria se negocian una multiplicidad de temas como compras públicas, propiedad intelectual y patentes, medidas sanitarias y fitosanitarias, reglas de origen, mercado de servicios, entre tantos otros".

Los trabajos en riesgo están en la metalmecánica (48.000 puestos de trabajo asalariados), sensibles (calzado, textil, marroquinería, muebles, con 47.000), autopartes (32.500), química (19.000) y automotor (9.500), dice el análisis.

En términos relativos, las industrias más afectadas serían la automotor (28% de su empleo en riesgo), autopartes (28%) y metalmecánica (20%), agrega el informe.

El informe también destaca que el acuerdo de libre comercio "sería perjudicial" para la economía, porque la Unión Europea "estaría imponiendo condiciones que restringen la utilización de políticas productivas y comerciales para ayudar a cerrar las brechas de desarrollo existentes entre ambos bloques".

Por otra parte, el país limitaría su capacidad de elaborar productos de alto valor agregado, en los sectores de origen agropecuario y la importación de productos manufactureros de alto contenido tecnológico, con un claro impacto en la generación de empleo de calidad, dice la ODEP.

Asimismo, indica que los subsidios en el sector agrícola europeo y las altas restricciones comerciales con las que cargaría Argentina presentarían "un panorama poco alentador".

Al comparar las pérdidas (aumento de importaciones desde la UE y menores exportaciones a Brasil) con las ganancias (aumento de exportaciones a la UE), "el saldo sería negativo".

El rector de la UMET, Nicolas Trotta, expresó que "el informe confirma la preocupante tendencia de los últimos 2 años, con marcada destrucción de empleo en el sector industrial y su reemplazo por trabajadores de menores salarios o de sectores de menor protección laboral como los monotributistas".