economia economia
sábado 16 de junio de 2018

Admiten la desconfianza de inversores y ahorristas

Nicolás Dujovne, ahora ministro de Hacienda y Finanzas, dijo que el gran desafío es recuperar la credibilidad y contó que a los cambios implementados por el Gobierno los respalda el FMI.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, admitió ayer que inversores y ahorristas le perdieron la confianza al Gobierno y su plan económico, lo que disparó la devaluación del peso.

Según Dujovne, esa confianza se recuperará porque detrás de los cambios de funcionarios "hay un programa en el que se está acelerando la convergencia al equilibrio fiscal y que contempla liquidez" por el crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El funcionario afirmó que los cambios que impulsa el Gobierno cuentan con el aval del FMI, y que la volatilidad de los mercados irá bajando a medida que se avance con la venta de los US$ 7.500 millones que se destinarán a reforzar el presupuesto, y el fortalecimiento del balance del Banco Central a través del remplazo de las Lebac por Letras del Tesoro.

"Anoche estuve en comunicación permanente con las autoridades del Fondo. Hablé con la directora gerente, Christine Lagarde, y con otros funcionarios, con los cuales mantuvimos un excelente diálogo para ratificar que el programa no se altera", dijo Dujovne.

"Además, recibimos el apoyo del Fondo ante los cambios que estamos llevando adelante", agregó durante una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda.

El ministro también remarcó su alineamiento con las nuevas autoridades del Banco Central: "Estamos trabajando con el ahora nuevo presidente del BCRA, el ex ministro Luis Caputo, en un programa para ir fortaleciendo la hoja de balance del Central, reemplazando gradualmente las Lebac que tiene tasas muy altas y vencimientos de corto plazo por Letras del Tesoro de más largo plazo".

Dujovne manifestó también su "agradecimiento al ex presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, por su labor de estos últimos dos años y medio".
"Hace un mes y medio, cuando informé que estábamos buscando el apoyo del FMI, les dije también que atravesábamos un período de turbulencia financiera y que buscábamos su asistencia para mitigarla", recordó el ministro.

"Hemos conseguido un programa histórico de US$50 mil millones, complementado por US$6.500 millones de otros organismos internacionales", indicó.
El ministro de Hacienda, además, aclaró el destino que tendrán los US$15.000 millones que inicialmente desembolsará el FMI, que se repartirán por mitades para "apoyo presupuestario y fortalecimiento de las reservas del Banco Central".

Por otra parte, si bien evitó manifestarse respecto de la proyección inflacionaria para este año -"es un tema del Banco Central", dijo-, ratificó su postura sobre el futuro de las Lebacs.

"El Central, por cuenta del Tesoro, va a comenzar un proceso paulatino, gradual y pronunciado de efectuar licitaciones de esas divisas para ser convertidas a pesos, y de esa manera financiar el componente de nuestro programa financiero, que debemos enfrentar en moneda local", explicó.

"Esa liquidez que vamos a ir a volcando al mercado en las próximas semanas va a contribuir de manera muy importante a disminuir estas turbulencias que hemos visto en el mercado de cambios", añadió.
Fuente:

Más Leídas