Diario Uno deportes
Cuando promediaba el primer tiempo de desató una pelea en la tribuna visitante, donde los hinchas del Albo rompieron el alambrado. El árbitro Pablo Díaz decidió la suspensión por falta de garantías. Fotos.  

Violentos, presentes: se suspendió el partido Vélez-All Boys

Debido a los graves incidentes que se registraron entre la parcialidad de All Boys y la policía, el partido entre Vélez y el conjunto de Floresta fue suspendido a los 26 minutos del primer tiempo, cuando igualaban 0 a 0, por la décimo séptima fecha del Torneo Final.

El partido, de trámite discreto hasta ese momento, se interrumpió cuando desde la tribuna visitante comenzaron a percibirse desmanes, algo que se confirmó con el correr de los minutos y que se registraron en el ingreso del estadio José Amalfitani, por la calle Reservistas Argentinas.

El árbitro Daniel Díaz decidió suspender el cotejo debido a que "no estaban dadas las garantías necesarias" para poder continuar el mismo.

Es que en la tribuna donde estaban los 3.500 hinchas del Albo, éstos rompieron una puerta de ingreso al campo de juego, algo que desencadenó el final.

"Debido a lo que sucedió, fue lógica la decisión del árbitro Pablo Díaz. La gente de Vélez no tuvo nada que ver en este caso, sino que al parecer todo se originó cuando dos hinchas le pegaron a un policía dentro del baño", explicó el presidente de All Boys, Roberto Bugallo a los periodistas.

Los hinchas insultaron a la policía y algunas hasta casi pudieron acceder al campo de juego, tras vulnerar la puerta que dividía el lugar con la tribuna visitante, y el propio presidente de All Boys trató de contener a los hinchas más exaltados.

El árbitro Pablo Díaz, tras hablar con el jefe del operativo  policial, determinó que el partido no podía continuar debido a que no estaban dadas las garantías necesarias. Cuando los más exaltados querían seguir protagonizando los  incidentes, la policía debió arrojar gases lacrimógenos, y debido  a que el humo fue hacia el campo de juego, los jugadores se  retiraron del césped.

"Los clubes vamos siempre a pérdida, y nadie después nos  compensa la pérdida. Esta vez gastamos casi 200 mil pesos en  seguridad. Algo hay que hacer, porque no puede ser la ineptitud  que tienen algunos para manejar un espectáculo de fútbol", expresó el vicepresidente de Vélez, Julio Baldomar. (NA)

 Embed      
Graves incidentes se produjeron entre la policía y la parcialidad de All Boys.
Graves incidentes se produjeron entre la policía y la parcialidad de All Boys.
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed