Diario Uno > deportes

Una empresaria copiloto en el Dakar

Por don­de va de­rro­cha sim­pa­tía. Tie­ne una son­ri­sa inconfundible. Es ge­ne­ro­sa, gen­til,res­pe­tuo­sa y cuen­ta con un ca­ris­ma que hace que a cual­quier lu­gar al que lle­gue caiga

bien.

Es Stephanie Fenestraz, una de las po­cas mu­je­res que se ani­man a co­rrer el Da­kar y que

dis­fru­ta ca­da mo­men­to, si­tio y es­pe­cial que dis­pu­ta.

Es la na­ve­gan­te de Mi­chel Tu­ron-Ba­rre­re. Es fran­ce­sa pe­ro ha­ce nueve años que

vi­ve en Ar­gen­ti­na, el país que eli­gió pa­ra in­ver­tir ya que abrió dos ho­te­les: uno en

Cór­do­ba y otro en Sal­ta.

 

Tras cada eta­pa que ter­mi­na se la ve lle­na de pol­vo, pe­ro se le no­ta la fe­li­ci­dad

por el tra­ba­jo cum­pli­do. Es que lo sien­te así, lo vi­ve así y ese pro­fe­sio­na­lis­mo con el

que na­ció pa­ra en­ca­rar ca­da co­sa le per­mi­te es­tar siem­pre lis­ta pa­ra la oca­sión.

"La es­toy pa­san­do superbien. Mi­chel (Tu­ron-Ba­rre­re) es un gran pi­lo­to y no ten­go

mie­do. Lo bue­no es que me es­cu­cha cuan­do le se­ña­lo al­go y tra­ba­ja­mos en equi­po",

arran­ca di­cien­do la ma­dre de tres hi­jos.

–¿Cuán­to tiem­po lle­vás jun­to a Mi­chel?

–Es la pri­me­ra vez. Hi­ci­mos una ca­rre­ra en Es­pa­ña pa­ra co­no­cer­nos y de­ci­dir si

co­rría­mos el Da­kar... y aquí es­ta­mos.

–¿Có­mo sur­ge el con­tac­to con Mi­chel pa­ra es­ta po­si­bi­li­dad?

–Fran­çois Lur­ton, un ami­go en co­mún, fue quien me ex­pli­có có­mo era es­to de co­rrer,

que iban a for­mar un equi­po y ne­ce­si­taban un na­ve­gan­te más. Me in­te­re­só y lo acep­té.

–¿Qué ex­pe­rien­cia te­nías an­tes de su­mar­te al Ome­ga-Lur­ton?

–El año pa­sa­do co­rrí en Ma­rrue­cos un rally de mu­je­res...

–¿Ma­ne­jan­do o de na­ve­gan­te?

–Más manejo que na­ve­gan­te. Des­pués, el rally que es­tu­ve con Mi­chel, y és­te­. No

ten­go mu­cha ex­pe­rien­cia co­mo pa­ra ma­ne­jar en el Da­kar. Por eso me ani­mé a na­ve­gar.

–¿Y des­pués de es­to có­mo si­gue tu vi­da?

–Me voy a ir una se­ma­na con mi fa­mi­lia a des­can­sar y de vuel­ta a tra­ba­jar pa­ra

cui­dar a mis ni­ños. Te­ne­mos dos ho­te­les, así que bas­tan­te tra­ba­jo.

–¿Por ­qué la Ar­gen­ti­na pa­ra vi­vir e in­ver­tir?

–Ha­ce nue­ve años que es­toy acá. Me sien­to fran­ce­sa-ar­gen­ti­na. Fran­cia es lin­do

pa­ra ir de va­ca­cio­nes pero pa­ra tra­ba­jar no tan­to. Me cos­tó adap­tar­me a al­gu­nas co­sas

pe­ro es­ta­mos to­dos fe­li­ces, nos gus­ta el país y por eso lo ele­gi­mos.

–¿En qué te cos­tó adap­tar­te?

–En Fran­cia la mu­jer es mu­cho más in­de­pen­dien­te, sobre todo financieramente. Y acá es

dis­tin­to, se prio­ri­za la fa­mi­lia y eso me en­can­ta.

–Has­ta el mo­men­to, si mi­rás pa­ra atrás y re­cor­dás lo que pa­sas­te en las

es­pe­cia­les, ¿qué po­dés de­cir?

–Que es­toy hi­perfe­liz, que quie­ro lle­gar a Bue­nos Ai­res y que vol­ve­ría a ha­cer­lo

con gus­to. Es al­go apa­sio­nan­te y me lle­na de pla­cer po­der ha­cer­lo.

Raúl, el que le da fuerzas

Raúl Fenestraz tiene 41 años y es el marido de Stephanie. Apoya en todo momento las

decisiones de su mujer y a veces es él quien la incita a encarar algún proyecto.

"Raúl es la persona que más me conoce y me apoya siempre. Me empuja, me banca y me da fuerzas

cuando las necesito. Es un gran marido y ahora me está empujando para que vuelva a Marruecos para

correr, y quiere que hagamos juntos el Desafío de la Ruta 40, así que ahí estaremos", cuenta.

Tienen tres hijos: Victoire, de 18, que se va a Inglaterra a estudiar Negocios; Gautier, de

13, que es el artista de la familia, y Sacha, de 10, piloto de karting que fue elegido por el team

que entrenó a Felipe Massa para sumarlo a sus filas.

"Recordá su nombre, porque en un par de años lo vas a sentir nombrar en alguna categoría. Es

muy bueno y tiene pasión por lo que hace".

 Embed      
Stephanie Fenestraz, copiloto de Michel Turon.
Stephanie Fenestraz, copiloto de Michel Turon.
 Embed      
Stephanie Fenestraz, copiloto de Michel Turon.
Stephanie Fenestraz, copiloto de Michel Turon.
 Embed      
Pura alegría. Así es la copiloto francesa, quien mantuvo un largo diálogo con el periodista de UNO, en Chile. Pese al cansancio acumulado, ella siempre demuestra simpatía.
Pura alegría. Así es la copiloto francesa, quien mantuvo un largo diálogo con el periodista de UNO, en Chile. Pese al cansancio acumulado, ella siempre demuestra simpatía.
 Embed      
El equipo. Stephanie comparte impresiones con los integrantes del Omela Lurton.
El equipo. Stephanie comparte impresiones con los integrantes del Omela Lurton.
 Embed      
Francesa-argentina. Así se define Stephanie Fenestraz, una de las muchas mujeres que son protagonistas del Dakar.
Francesa-argentina. Así se define Stephanie Fenestraz, una de las muchas mujeres que son protagonistas del Dakar.