Diario Uno > deportes

Una Argentina alternativa juega en la altura de La Paz

El seleccionado argentino de fútbol, líder de las Eliminatorias Sudamericanas, visitará a Bolivia en La Paz por la 12ª fecha, en un partido envuelto en las sugestiones por los 3.650 metros de altura y que tiene como último antecedentes en esa ciudad la catastrófica goleada 1-6 en tiempos de Diego Maradona.

El encuentro se disputará en el estadio "Hernando Siles" desde las 17 hora argentina, con transmisión de la TV Pública y arbitraje del chileno Enrique Ossés, quien estará acompañado por sus compatriotas Francisco Mondria y Carlos Astroza.

Argentina lidera las Eliminatorias Sudamericanas con 23 puntos, seguido de Colombia con 19, Ecuador con 17, Uruguay 13, en tanto Venezuela y Chile tienen 12 y cierran la clasificación Perú con 11, Bolivia y Paraguay con 8 puntos.

El equipo conducido por Alejandro Sabella tiene una cuenta pendiente con Bolivia, ya que luego de la derrota por 1-0 ante Venezuela, los entonces dirigidos por Gustavo Quinteros se llevaron un histórico 1-1 del estadio Monumental que abrió una crisis y una serie de cuestionamientos al cuerpo técnico.

La misión no será sencilla para Lionel Messi y compañía, más teniendo en cuenta el último antecedente de la goleada por 6-1 con Diego Maradona como entrenador, pero el gran momento del crack de Barcelona y el contagio que genera en el equipo hacen que todo sea posible.

Sabella dispuso una preparación especial para jugar en la altura de La Paz con una cámara hiperbárica y además planteará un esquema 5-3-2, algo que ya hizo en su paso por Estudiantes de La Plata y cuatro partidos con Brasil, por el "Superclásico de las Américas" en 2011 y 2012.

El entrenador haría siete variantes respecto del triunfo del viernes por 3-0 ante Venezuela, en el estadio Monumental.

Los que ingresarían son Gino Peruzzi, Hugo Campagnaro, José Basanta, Maximiliano Rodríguez, Ever Banega, Angel Di María y Rodrigo Palacio por Pablo Zabaleta, Marcos Rojo, Federico Fernández (desafectado), Fernando Gago (también baja), Walter Montillo, Gonzalo Higuaín (suspendido) y Ezequiel Lavezzi, respectivamente.

De los que golearon el pasado viernes a Venezuela (3-0), sólo el arquero Sergio Romero, el defensor Ezequiel Garay, el volante Javier Mascherano y el capitán Messi mantendrían su lugar en el equipo.

En La Paz, con entradas agotadas, Messi tendrá una cálida recepción, pues se espera que antes del juego el propio presidente Evo Morales le entregue una plaqueta de reconocimiento por su extraordinaria labor deportiva.

El DT Bolivia, Xavier Azkargorta, planteará un equipo ofensivo con tres zagueros, cinco mediocampistas y dos delanteros, con cinco variantes en relación al once inicial que viene de una dura derrota por 5-0 ante Colombia, en Barranquilla.

La idea del "Vasco", que clasificó a los bolivianos al Mundial de EE.UU 1994, es quebrar el esquema cerrado que planteará el líder de las eliminatorias, con las subidas constantes de los laterales.

El arquero Carlos Arias, con una lesión en el muslo izquierdo, le dejará su lugar a Sergio Galarza, mientras que Ronald Raldes, tras cumplir un partido de suspensión por acumulación de tarjetas amarillas, volverá para formar el trío de defensa con Edward Zenteno y Luis Gutiérrez.

En el mediocampo también habrá novedades, ya que por derecha Diego Bejarano ocupará el lugar de Rony Jiménez y por izquierda Jair Torrico jugará en lugar de Marvin Bejarano. En tanto, Walter Veizaga será el volante central en reemplazo de Ronald García.

Juan Carlos Arce, quien reemplazará a Mauricio Saucedo, formará la dupla de ataque junto a Marcelo Moreno Martins, quien en los últimos entrenamientos realizó trabajos diferenciados debido a una molestia muscular.

Argentina no gana en La Paz desde el 26 de marzo de 2005, cuando el seleccionado entonces dirigido por José Pekerman se impuso 2-1, con tantos de Luciano Figueroa y Luciano Galletti, camino al Mundial Alemania 2006.