Diario Uno deportes

Matías, uno de los hermanos de La Pulga, llegó a la provincia para buscar talentos entre los jóvenes locales. "Lo admiro. Es un gran jugador, una buena persona. Humilde, Tal como se lo ve en televisión", opinó sobre el 10 de la Selección y Ba

Un Messi pasó por Mendoza

Por UNO

Jorgelina Gómezgomez.jorgelina@diariouno.net.ar

Mientras Lionel Messi esperaba entrar al estadio Atahualpa, de Quito, con el plantel argentino para jugar ante Ecuador por las Eliminatorias Sudamericanas, su hermano Matías lo representaba en Mendoza.

Matías Messi llegó a tierras cuyanas por primera vez para buscar talentos entre los jóvenes futbolistas de nuestra provincia.

“Estoy acá por primera vez y el objetivo es promover la Fundación (Leo Messi), que es un proyecto hermoso de toda la familia que busca sacar a los chicos de la calle y darles contención”, explicó.

Familiar del mejor jugador del mundo, el hombre de 32 años contó cómo ve al 10 del Barcelona y de la Selección: “Lo admiro mucho, por supuesto. Es un gran jugador, una buena persona y hermano, es humilde. Tal como se lo ve en televisión ”.

El clásico rosarino también se vive en la familia de La Pulga. A pesar de haberse formado en las divisiones inferiores de Newell’s junto con Lionel y Rodrigo, confesos hinchas leprosos, Matías es simpatizante del Canalla.

“Estoy contento por el ascenso de Central, aunque no tanto porque ellos están por salir campeones”, bromeó.

“No, la verdad es que me parece bien que a los dos equipos de la ciudad les vaya bien. Ahora que volvemos a Primera las cosas van a ser mejores, porque con los dos en distintas categorías se pierde un poco el folclore”, dijo.

La infancia de los Messi estuvo plagada de fútbol, dentro y fuera de la cancha: “Cuando éramos chicos vivíamos los partidos bien, de manera intensa pero siempre sana. Mi papá (Jorge) nos llevaba a la cancha, pero después, con el crecimiento de la violencia, nos fuimos alejando un poco”.

Barcelona fue el hogar de la familia del delantero desde 2001: “Nos fuimos por la crisis, Leo consiguió una prueba y decidimos quedarnos a apoyar. Fue muy difícil al principio, pero con esfuerzo las cosas se dieron. Mis padres apostaron, se la jugaron y el resultado fue bueno. Gracias a Dios a Leo le fue bien”.

Buena convocatoria

Más de 150 chicos, de entre 13 y 17 años, se presentaron a la convocatoria de la Fundación de Messi en el campo de deportes que Marista tiene en el Challao, en el departamento de Las Heras.

Mientras los jóvenes futbolistas mostraron sus habilidades en el campo de juego bajo la atenta mirada de Matías y sus colaboradores Enzo Verluzzi, el profesor de la Fundación, y Diego Salinas, un colaborador en Mendoza.

El mismo proceso se realizó en horas de la mañana en el club Murialdo, de Guaymallén.

“El objetivo, cuando encontramos talentos, es que sigan entrenando en la provincia y después darles una formación más específica en Rosario, que se forjen un futuro en el fútbol”.

El coordinador de la fundación, Enzo Verluzi, añadió que “en Rosario, están entrenando 250 chicos, además hay 30 chicos hospedados en nuestra pensión, en donde los chicos tienen una contención bastante especial, con seguro médico, maestros de apoyo ya que van todos a la escuela”.

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed