Diario Uno > deportes

Tras la disputa, Vettel le pidió disculpas a Webber

El alemán Sebastian Vettel, tricampeón mundial vigente y ganador del Gran Premio de Malasia de la Fórmula 1, emitió una disculpa hacia su compañero de equipo de Red Bull, el australiano Mark Webber, al punto que admitió cometer un "error muy grave", al haberlo sobrepasado en forma arriesgada en el curso de la segunda carrera del calendario anual del 2013.

"Ignoré una orden de equipo. Tendría que haber mantenido mi posición. Cometí un error muy grave. No quiero cambiar la verdad y me disculpo frente a Mark", sostuvo el joven alemán, que ganó la 27ª prueba en su carrera en la máxima categoría automovilística.

Cuando restaban 10 de las 56 vueltas pautadas, Vettel superó a Webber, que venía en punta, luego de una dura lucha en la que pudo haber, inclusive, un toque entre ambos pilotos de la escudería austríaca.

El australiano acusó al alemán de no respetar las órdenes de equipo: "Podría haber ganado, pero el equipo tomó una decisión y bajé el ritmo. Y al final Sebastian tomó sus propias decisiones", espetó Webber, quien finalizó en la segunda colocación, a más de 4 segundos de su compañero de equipo.

"No debería haber ignorado la orden de equipo, me debería haber comportado mejor. Si hay algo que hablar lo haremos internamente. Tenemos suficiente tiempo para ello", consideró.

"Ahora soy la `oveja negra´. Sólo me puedo disculpar ante Mark. Por supuesto que la maniobra fue intencionada, pero no quise ignorar la estrategia. Hay una responsabilidad con el equipo y la gente que trabaja todo el año en la fábrica", agregó el nuevo líder del Mundial de conductores.

"Al principio no sabía que había cometido un error, pero cuando volví al box e intercambié algunas palabras con el equipo y con Mark me dí cuenta de que me había equivocado", concluyó Vettel.

La situación ocurrida hoy en Sepang, Malasia, recordó a una circunstancia parecida, con un duelo entre compañeros de equipo y ordenes desobedecidas desde el box.

La historia se remonta a la temporada 1981, cuando el santafesino Carlos Reutemann, bajo la lluvia, ignoró un cartel instalado por miembros del equipo Williams, que sugerían la victoria del (en aquel entonces compañero suyo) australiano Alan Jones. La escena se vivió en el trazado de Jacarepaguá, en Río de Janeiro, Brasil. 

 Embed      
 Embed