Diario Uno deportes
El defensor de All Boys, Carlos Soto, sufrió una pesadilla con su familia cuando fue asaltado por cinco delincuentes en la puerta del Sanatorio Mitre, donde había concurrido porque su hijo se encontraba enfermo.

Una terrible pesadilla sufrió el defensor de All Boys, Carlos Soto

El defensor de All Boys, Carlos Soto, sufrió una pesadilla con su familia cuando fue asaltado por cinco delincuentes en la puerta del Sanatorio Mitre, donde había concurrido porque su hijo se encontraba enfermo.

Soto estaba estacionando su camioneta en la puerta del Mitre el sábado por la madrugada, cuando fue cruzado por un Volkswagen Bora de donde salieron cinco personas. Allí, bajaron del auto al jugador a su esposa, a su suegra y a sus dos hijos, y a punta de pistola les pidieron que entregaran todo lo que poseían. Luego, quisieron llevarse al futbolista, pero viendo que el hijo estaba enfermo decidieron sólo escaparse con la camioneta.

El jugador de All Boys llamó a la policía que tardó una hora en llegar al lugar. Luego, fue a la comisaría a radicar la denuncia y en horas de la madrugada volvió a su casa custodiado. Debido a que le robaron dos juegos de llaves del domicilio solicitó una custodia, pero le fue denegada ya que eso sólo lo podía determinar un juez.

El futbolista se encuentra concentrado con sus compañeros para el duelo de esta noche frente a Newell's, aunque el susto le dura. Según su esposa, no quiere quedarse sólo y no quiere tomarse taxis o remis, pidiéndole a familiares o conocidos que lo lleven de un lado a otro.

 Embed      
El defensor de All Boys la pasó muy mal con su familia.
El defensor de All Boys la pasó muy mal con su familia.