Diario Uno deportes

El campeón mundial mosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) contó que ante el mexicano Ulises Lara "pudimos hacer nuestro trabajo planificado de menor a mayor".

"Sabía que el nocaut iba a llegar", dijo el Cotón Reveco

Por UNO

El campeón mundial mosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el mendocino Juan Carlos Reveco, afirmó que "sabía que el nocaut iba a llegar" durante su pelea con el mexicano Ulises Lara, a quien venció por la vía rápida para retener su corona.

El púgil malargüino, de 29 años, radicado en el departamento Las Heras, defendió con éxito por cuarta vez el cetro mundial, tras propinarle una paliza ñlo tiró a la lona cinco veces- al retador mexicano en una velada celebrada ante más de 3.000 personas en la ciudad de General Alvear, distante a unos 320 kilómetros al sur de la capital mendocina.

El Cotón Reveco, que con la victoria de anoche elevó su palmarés a 32-1-0 (17 KO), expresó: "Estoy muy contento por esta victoria, pudimos hacer nuestro trabajo planificado de menor a mayor”.

“Me costó acomodarme en el ring los dos primeros rounds agregó- por problemas con el calzado, me resbalaba y no podía moverme como quería para llevar adelante mi plan de pelea”.

Luego, el mendocino reconoció: “Lara es un rival muy fuerte y aguantador. En el sexto round lo tiré dos veces y sin embargo pudo sobreponerse. Intenté asegurar el remate final, pero no pude y se me escapó la definición por poco”.

Al respecto comentó: "Cuando llegué al rincón le dije a mi entrenador cómo era posible que terminara de pie esa vuelta, pero mi equipo me dijo que me tranquilizara, que impusiera mi ritmo, que el nocaut tenía que llegar".

Después explicó: "Traté de regular el trámite de la pelea, de ahorrar energías y cambiar el aire. Eso hizo que el mexicano se animara y tirara algunos golpes, pero pude realizar un buen trabajo defensivo y terminé bien la vuelta”.

"En el octavo salí otra vez más decidido y cuando cayó por primera vez me di cuenta de que el final estaba muy cerca. No lo veía bien, estaba sin respuestas, largaba golpes al aire sin destino y fue entonces cuando impuse toda mi ofensiva para terminar la pelea", concluyó. (Télam)