Diario Uno deportes

En Maipú, Enzo Pérez dialogó con Diario UNO de la temporada que hizo con Benfica de Portugal, donde quedó en el umbral de ganar tres títulos. Dijo que eso le dejó “bronca”.

Pérez: “Ningún rival nos superó”

Por UNO

Gustavo Priviteraprivitera.gustavo@diariouno.net.ar

La placidez y la tranquilidad resaltan en el EP7, como le puso a su nuevo proyecto. Pero aún más sobresalen esa camiseta roja y la linda medalla de subcampeón de la Liga de Europa, que no es poca cosa. Enzo Pérez (27) recibió a UNO en Maipú, su casa.

Más precisamente, en las canchas de fútbol siete que instaló. Habló de las tres coronas perdidas con Benfica de Portugal (Liga, Europa League y Copa de Portugal) y de la sensación que le quedó.

-Ahora que tenés la cabeza fría, ¿qué análisis hacés porque no pudieron ganar ningún título?-En lo personal, fue fantástico en el sentido de que me adapté a otra posición de juego y peleamos en todos los frentes.

En lo colectivo, fue una temporada muy buena, fueron diez meses excelentes que jugamos todos los partidos como si fuera una final, que didimos mucho. En 20 días perdimos todo y se derrumbó todo lo bueno que habíamos hecho, porque no pudimos ganar ninguna competición. Pero la bronca que más nos dio es que en los partidos que perdimos ningún rival nos superó ni nos pasó por arriba.

Aparte, por el sacrificio que habíamos hecho en toda la temporada.

-Fue fuerte verte en la final de la Europa League ante Chelsea. ¿Fue impresionante vivir la experiencia?-Más allá de que cada uno tiene su dolor y lo manifiesta de distintas formas, lo que más me impactó fue la Liga de Europa. Fue más que nada por el partido que habíamos hecho. Estábamos representando a un Benfica que hacía mucho que no llegaba a una final europea.

Había muchos condimentos que eran muy buenos para quedar en la historia. No se pudieron lograr los objetivos, pero nos quedó la conciencia tranquila porque hicimos lo mejor.

-¿Cómo trabaja Benfica?-El técnico Jorge Jesús trabaja mucho en lo táctico. Más allá de que había poco tiempo de recuperación de un partido a otro, trabajaba también lo individual, de cómo pararnos nosotros

en la cancha, de cómo atacar o defender, de ir por un sector o por el otro en retroceso. Son cosas que te ayudan a cambiar situaciones en el partido.

-¿Acá es muy distinto?-Hace dos años que estoy en Europa, no hace mucho, pero lo que más me impactó fue eso: la forma en que se trabaja en el día a día. Conocí a Saviola (ahora está en Málaga de España), Aimar, Luisão y Maxi (Pereira), que son jugadores

representativos del fútbol europeo y del Benfica. Más allá de que estén pisando los 30, 31 o 32 años, entrenan y se matan como si fueran pibes de 19 años que recién suben.

-¿Por eso te costó la adaptación al principio? ¿O te afectó la lesión que tenías (en el 2011 tuvo una dolencia en la rodilla derecha y una larga inactividad)?

-Llegué en julio, me operaron el 21 de setiembre y una semana antes ya estaba parado. Nunca estuve tantotiempo parado por una lesión, más allá de que estaba con mi señora y con mi hijo, y pasamos momentos difíciles. Un poco por ese cambio, tomé la decisión de volver. Pero una vez que me acomodé bien allá, que estamos bien adaptados con la familia, la verdad es que tomé todo de otra manera.

-Vas a ser papá de nuevo. ¿Eso te motiva?-Sí, lo buscamos y gracias a Dios tendremos la parejita. Estamos contentos por el nuevo nacimiento y esperamos la nena con muchas ansias.

-¿Cómo se llamará la bebé? ¿Le queda poco a tu mujer Florencia para dar a luz?-María Pía. Si Dios quiere, a principios de agosto estará naciendo. Tenemos una gira con Benfica y estamos calculando los días para que yo pueda estar, porque cuando nació mi primer hijo no presencié nada.