Diario Uno > deportes

Perdió poder de fuego

Juan Pablo Gonzálezgonzalez.juanpablo@diariouno.net.ar

Si se toman los dos últimos partidos que Independiente Rivadavia disputó –frente a Ferro como visitante y el último contra Defensa y Justicia– como parámetro de la evolución de su juego, se puede llegar a sostener que al equipo le está faltando ser más agresivo en los últimos metros.

En cuanto al juego desplegado, los Azules tuvieron una producción parecida tanto cuando jugaron en Caballito como el domingo a la noche frente al Halcón.

Pero las diferencias y, por ende, los problemas que tuvo el conjunto fueron que el muy buen equipo de Florencio Varela le manejó la pelota no porque la tuviera durante gran parte del juego, sino porque, cuando la tuvo, la manejó con criterio e inteligencia.

De esta idea se desprenden las razones por las cuales Independiente no pudo salir del empate en su estadio.

Tal vez debió ser más agresivo y, en vez de repetir el esquema del 4-4-2, podría haber optado con un enganche más definido y que a la vez alimentara al solitario Víctor Píriz Alvez.

Desde la caída frente a Douglas Haig, la última línea mejoró notablemente. Los cuatro defensores del fondo y el buen momento de César Taborda le dan la tranquilidad necesaria.

Debido a las ausencias de Marcos Brítez Ojeda, sobre todo, el mediocampo es ahora más combativo, pero con la vuelta del experimentado volante se puede volver a arriesgar un poco más.

Ni qué decir del gran regreso de Cristian Fabbiani. De a poquito, el Ogro quiere volver a ser aquel jugador gravitante. El domingo dio el primer paso.

Estas dos vueltas, acompañadas de los buenos niveles que están sosteniendo Mauricio Ferradas y Franco Quiroga, le pueden cambiar la cara y la fisonomía a una Lepra que contra Defensa y Justicia le faltó más volumen de juego en los metros finales.

Positivo/Negativo

+ Buen regreso. Cristian Fabbiani volvió a jugar después de la lesión y convirtió el empate en la primera que tocó.

+ En alza. Es el rendimiento que está experimentando Mauricio Ferradas.

+ Más agresivo. En los dos últimos partidos, a la Lepra le costó ser más punzante en los metros finales.

- Desgracia. Es la que le pasó a Juan Alvacete: en su afán por despejar, sin querer venció su propio arco.Buen regreso Cristian Fabbiani volvió a jugar después de la lesión y convirtió elempate en la primera que tocó.