Diario Uno > deportes

Pacífico jugará sin público local

Los ecos del incidente que se registró el domingo pasado en el estadio de Pacífico que obligó a suspender el partido que disputaba el Lobo frente a Atenas de Río Cuarto por el Argentino B, a los 8 minutos del primero, comenzaron a aparecer.

La primera medida disciplinaria la aplicó el ministerio de Seguridad de la provincia por intermedio de la Dirección de Planificación Operativa de Eventos que conduce el comisario retirado Daniel Massola.

Pacífico está condenado a jugar sin público local las próximas dos fechas que juegue en su cancha y tampoco podrá llevar hinchada cuando sea visitante.

El fin de semana pasado, cuando recién se iniciaba el cotejo cayó una bomba de estruendo envidada desde la tribuna local. El árbitro puntano Juan Carlos Altamirano decidió suspender el encuentro luego de que dos jugadores cordobeses adujeran estar lesionados a raíz del estallido.

La dura medida es solo el comienzo de las sanciones que puede recibir el club teniendo en cuenta que aun resta conocer la determinación que tomará la AFA.

En este punto es donde está concentrada la dirigencia del club, la intención es tratar de minimizar la pena que puedan recibir a partir de los resultados médicos y las pericias que realizó la policía.

Si bien el hecho de que la bomba de estruendo cayó dentro del campo de juego, lo que está terminantemente prohibido, y la barra del lobo es la culpable, el informe médico y policial determinó que tanto

Cristian Mónaco y en especial Cristian Moíno, el hombre con la supuesta herida en las costillas, realizaron la mejor actuación de sus vidas.

“Fueron lesiones ajenas a esta situación” dijo el comisario Marcelo Calipo con respecto al parte médico de Moíno y luego agregó “mientras que el otro jugador (Mónaco) y el juez de línea no se les encontraron lesiones visibles”.

También se supo que Moíno declaró que tras la explosión fragmentos del proyectil lo golpearon primero en el codo y luego en el pecho. El problema es que la bomba cayó sobre la izquierda y a varios metros de su posición y la lesión apareció sobre las costillas pero del lado dercho.  

En este sentido, el titular de la secciona 14 de Alvear confirmó que también procedieron al secuestro de las camisetas de ambos futbolistas y no se detectaron vestigios de pólvora.

 Embed