Diario Uno deportes

El Tanque Daniel Giménez anotó el segundo gol para el Deportivo Maipú en el Argentino A. Luego del encuentro, el jugador Cruzado fue cauto en sus declaraciones, pensando en la revancha de las semifinales de la próxima semana, ante Santamarina de Tandil

"No nos podemos confiar porque es un rival muy complicado"

Por UNO

Maipú sumó su décimo partido invicto en su estadio. Ganó cinco e igualó la misma cantidad. Además fue la cuarta derrota consecutiva de Santamarina en condición de visistante. El equipo tandilense, en los 17 partidos de local en este torneo, logró 12 triunfos, cuatro empates y una derrota.

Daniel Giménez fue una de las figuras en el Deportivo Maipú. El Tanque anotó el segundo gol del Cruzado, que significó la victoria por 2 a 0 en el encuentro de ida de las semifinales del Argentino A.

“No nos podemos confiar porque Santamarina es un rival muy difícil”, argumentó Gimánez apenas finalizó el encuentro en el estadio de calle Vergara.

“Salí golpeado por un golpe en el pecho”, acotó el Tanque, muy aplaudido por la hinchada botellera.Leandro Caballero, de gran labor en la defensa del equipo del Gringo Sperdutti, afirmó luego del encuentro con los tandilenses: “Estamos contentos pero aún no terminó, hay que ir allá. No es suficiente el 2 a 0 y no hay que ir relajados. Ahora trabajaremos en la semana. Será una vuelta complicada.

Fernando Morán, el polifuncional jugador de Maipú, abrió el marcador para los Cruzados. Tras la merecida victoria, señaló: “Sacamos adelante un partido duro y logramos un buen resultado para esperar el partido de vuelta. Hay que jugar igual de concentrados, si corremos los noventa minutos como hoy es difícil que perdamos en Tandil. Este triunfo se lo dedico a mi viejo, a mi mamá, y a mi señora y mi hijo”.