Diario Uno deportes

A pesar de la restricción para los hinchas que fueran identificados con los colores de Boca, hubo camisetas y globos del Xeneize en la popular norte. Una medida que gambeteó lo impuesto por AFA.

“Neutrales” de azul y amarillo

Por UNO

Franco Sanchezsanchez.franco@diariouno.net.ar

Finalmente, la dibujaron bien y hubo hinchas de Boca Juniors en el Malvinas Argentinas el domingo por la noche. Desde hace varios días se hablaba de la presencia de los simpatizantes Xeneizes y pese al permiso de ingreso para los hinchas neutrales, quedó en evidencia que el público argentino no aprende más, y los dirigentes y encargados de la organización, tampoco.

Desde temprano se vio a algunos hinchas de Boca en el Malvinas Argentinas, que más allá de no tener puestas sus camisetas o mostrar sus banderas, ingresaron a la popular norte y comenzaron a inflar globos azules y amarillos. A medida que la hora del partido se aproximaba, y los ocupantes de dicho sector iban aumentando en masa, comenzaron los cantos en contra de la parcialidad del Tomba.

¿Ese era el propósito? Los simpatizantes,entre los que vinieron desde Buenos Aires y algunos mendocinos, parecen no haber entendido el mensaje para evitar cualquier tipo de problemas.

“Vos sos de la B, vos sos de la B…”, entonaban los hinchas de Boca desde la popular norte. A lo que los Bodegueros respondieron desde la popular sur con un escuchado: “Y ya lo vé, y ya lo vé, el que no salta se va a la B…”. Más evidente fue cuando Boca saltó al campo de juego a realizar el calentamiento previo al partido. La ovación boquense se hizo sentir y la primera gran dedicatoria fue para Juan Román Riquelme, ante el silbido generalizado del sector sur del Estadio.

En la popular norte se vio una bandera que decía “feliz cumple”. El trapo era un saludo para Riquelme, quien hoy cumple 35 años.

Cuando el Tomba pisó el césped, el apoyo a Ibáñez fue lo más sentido.

“Olé, olé olé olé, Nelson, Nelson…”, se escuchó fuertemente. Y en cuestión de segundos comenzaron a encenderse bengalas de colores en la platea descubierta, ocupada por simpatizantes del elenco mendocino.

Tremendo fue el recibimiento para Godoy Cruz. El banderón del Expreso comenzó el ritual, seguido por la lluvia de papeles, bombas de humo azul y blanco y el aplauso efusivo para los jugadores de Martín Palermo. De pronto se encendieron miles de luces en la popular sur cuando los hinchas del Tomba inundaron el campo de juego con el humo de las bengalas, que le dieron un toque de color a la fría noche.

La voz del estadio insistía en que el partido no comenzaría si no se apagaban las bengalas, pero la fiesta ya había comenzado y por eso es que todo continuó de manera normal.

 Embed      
¿Neutrales?. Aunque supuestamente los hinchas de Boca no podían entrar, hubo mucho azul y oro en las tribunas.
¿Neutrales?. Aunque supuestamente los hinchas de Boca no podían entrar, hubo mucho azul y oro en las tribunas.
 Embed