deportes

Uno de los más experimentados en Huracán Las Heras habló sobre la revancha ante San Jorge en Tucumán. “Iremos con mentalidad ganadora”, manifestó.

Natalicchio, optimista pero cauto

Por UNO

Por Ariel Cubells

La expectativa crece segundo a segundo en Las Heras. Huracán respira optimismo en cada rincón del General San Martín y el sueño de ascenso está al alcance de la mano.

Sólo 90 minutos separan al Globo de la gloria y el sábado en Tucumán se podrá hacer realidad el sueño tantas veces postergado.

Desde su experiencia y siendo un referente de este plantel, Maximiliano Natalicchio trata de transmitir tranquilidad y deja en claro que todavía no se ha ganado nada: “Estamos muy ansiosos de que llegue el sábado y la ilusión que tenemos todos es grande. Somos conscientes de que sacamos una diferencia importante, pero hoy en el fútbol nada esta dicho”.

“Durante todos estos días hemos hablado de que tenemos que ir pensando en que el partido está 0 a 0. Vamos a plantear el encuentro como siempre lo hacemos de visitante y dejaremos la vida para cumplir el sueño”, asegura el defensor.

–¿En cuánto creés que la serie está definida?–En un 50 por ciento. Ganamos la primera final y tenemos una ventaja. Es importante que siempre que jugamos afuera nos fue bien.

–¿Cómo se maneja una diferencia de tres goles?–Quizás en el segundo tiempo empezamos a manejar eso, cuando ellos estén un poco más desesperados si no logran hacer goles para descontar. De entrada vamos convencidos a buscar el partido.

Iremos con mentalidad ganadora. Sí te tiras atrás lo podes pagar caro.

–¿En qué los puede complicar San Jorge?–Tienen carrileros rápidos, un enganche que juega bien y dos puntas que aguantan mucho la pelota. La clave es no darles espacios, eso hicimos en nuestra cancha y salió bien. No importa jugar bien, las finales no se juegan, se ganan.

–El ascenso no se les escapa, ¿no?–No se nos puede escapar. Vinimos a Huracán a ascender y estamos a 90 minutos de lograr el objetivo.

–¿Te ves jugando el Argentino B con Huracán?–Me gustaría quedarme. También es verdad que tengo 36 años y que todo a esta edad cuesta un poco más, pero me siento bien y no tengo lesiones graves. Ahora sólo pienso en ganar y lograr el ascenso el sábado, mi futuro después se verá.

Dejá tu comentario