Diario Uno deportes
Miami Heat y San Antonio Spurs inician esta noche la serie final de la NBA. Diario UNO analizó en la previa con Álvaro Martín y Carlos Morales, quienes encabezarán la transmisión de ESPN para Latinoamérica.

Miami vs. Spurs, bajo la lupa de especialistas

Franco Ballabriga

ballabriga.franco@diariouno.net.ar

La definición de uno de los espectáculos deportivos más importantes del planeta comienza esta noche a desandar su camino.

Miami Heat y San Antonio Spurs empiezan a definir el campeón de la temporada 2012/13 de la NBA, con el adicional de que entre los grandes protagonistas estará Emanuel Ginóbili, quien buscará su cuarto anillo con las Espuelas, el quinto de la franquicia.

En la previa, Diario UNO tuvo la posibilidad de ser el único medio nacional que participó en una teleconferencia junto con medios de Chile, México, Colombia y Venezuela, para dialogar con dos reconocidos comentaristas de este deporte, Álvaro Martín y Carlos Morales, quienes encabezarán las transmisiones de ESPN para Latinoamérica.

–¿Cuál es el análisis que hacen de los equipos finalistas?

Carlos Morales: –En el caso de Miami, podemos ver un equipo que ya tiene la experiencia de haber estado en dos finales de liga consecutivas. Una la perdieron, allí aprendieron muy bien la lección y así se pudieron tomar revancha el año pasado ante Oklahoma. Todo eso más su dura serie ante Indiana hablan de un equipo, que acarrea mucho carácter y experiencia ganadora.

Por otro lado San Antonio, si bien es cierto que también tiene mucha experiencia ganadora, hace ya unos años que ganó su último título. Pero lejos de los que muchos piensan, que es un equipo veterano, los Spurs se han ido renovando año tras año y aparte de las figuras de Duncan y Ginóbili que ya superan los 35 años, tienen mucho recambio joven. Estaremos en presencia de dos equipos muy bien dirigidos. Nos espera una serie muy técnica, San Antonio con un poco más de profundidad y Miami con la estrella máxima del momento, que es LeBron James.

Álvaro Martín: –Para los que les gustan las estadísticas, San Antonio tiene una marca de 7-0 en primeros partidos de play off cuando descansa 5 días o más y en el caso de Miami, un equipo que entra con dos días de descanso o menos, tiene una marca de 6-9 y el último de esos fueron los Heat el año pasado, que perdieron el primer partido y luego ganaron cuatro al hilo. De todas formas esto agrega, pero no necesariamente es determinante; de hecho creo que si hay alguna ventaja física se notará sólo en el primer partido, de ahí en adelante estarán en igualdad de condiciones. Es importante destacar que esta serie reúne a jugadores con 182 partidos de experiencia en finales, es la quinta marca en los últimos 25años. Hay que ver si a San Antonio le

queda una bala más. Yo no sé si este tridente tendrá otra chance de ser finalista, por eso creo que la van a aprovechar al máximo.

–¿Cómo puede parar San Antonio a LeBron James?

CM: –Yo siempre digo que no existe aquel jugador que hoy por hoy pueda parar a LeBron, tampoco creo que un equipo entero pueda hacerlo; lo que sí interpreto es que tal vez puedan controlarlo un poco con alguna doble marca.

Creo que la misión de Popovich más que detener a LeBron es tratar de que ninguna de las otras figuras brille, tal como hizo Indiana en varios pasajes de la final de conferencia.

AM: –Tendrá que entender San Antonio que la clave de esta final estará en la marca sobre LeBron y el cuidado necesario en la zona de tres puntos. Si los Spurs logran controlar eso tendrán una gran chance de llevar la serie a su favor, pero en caso de que no lo logren Miami tiene la pólvora como para explotar a cualquiera.

–¿Qué es lo que más les gusta y qué es lo que más les disgusta de los entrenadores Gregg Popovich y Eric Spoelstra?

CM: –De Popovich me llama la atención su gran capacidad técnicotáctica y lo que menos me gusta es el trato que tiene para con la prensa. Y del entrenador de los Heat no tengo nada malo que decir, al contrario, resalto que con el tiempo se ha ganado el respeto de los aficionados y demostró ser muy capaz pese a su corta edad, sobre todo desde el estudio, porque no hay mejor equipo en el análisis estadístico que Miami.

–¿LeBron James va camino a ser el mejor jugador de la historia?

CM: –Es muy apresurado hablar de eso porque recién estamos viendo la mitad de la carrera de LeBron para compararlo con Jordan. Yo veo muy difícil que James vaya a igualar los números de Michael, pero sí aseguro que el mejor jugador no es ni Kobe Bryant ni Kevin Durant, hoy por lejos el mejor es LeBron James.

AM: –Hoy LeBron no brilla tanto individualmente como lo hacía en Cleveland, pese a eso sigue manteniéndose como el líder absoluto de este equipo de Miami. Yo no sé si llegará a ser el mejor, pero estoy seguro de que dentro de 100 años, cuando se arme el quinteto ideal de la historia de la NBA, James será titular en el puesto de alero.

–Tras haber liderado las transmisiones de 18 finales de la NBA, ¿cuál esla final que más recuerda?

AM: –Hay muchísimas. Para mí las finales que se definen en siete partidos son siempre especiales. Es más, te puedo asegurar que para mí la ideal sería una que se defina tras un suplementario en el séptimo juego. Y dentro de esas recuerdo la del 2005, entre San Antonio y Detroit, donde un acierto de Manu en un partido puntual y un error de Wallace les dieron el título a los Spurs. Y al contrario también recuerdo la del 2007. Cuando entré a la cancha le dije a Carlos “este equipo de Cleveland es el peor finalista de la historia”. Era un equipo sin talento y así fue cómo los Spurs barrieron 4-0.

–¿En qué nivel del deporte mundial pondría una serie final de la NBA? ¿Con qué otro evento deportivo lo compararía?

AM: – Con un Mundial de fútbol, con un juego olímpico, pero en cuanto a algo que sea recurrente me imagino que las finales de la UEFA y el Súper Bowl. Pero en cuanto a la NBA, ESPN tiene televidentes en Tijuana y en Tierra del Fuego y los oriundos de ese lugar no conocen el fútbol que no es de sus tierras pero ambos tendrán definitivamente en común el básquetbol y particularmente la NBA.

–¿La influencia del básquet FIBA le hizo perder espectacularidad al juego de la NBA?

CM: –No estoy seguro de que sea así, pero ese es un estudio que yo siempre he querido hacer. El de si el básquetbol FIBA concede menos volcadas, por ejemplo, y es obvio que el permitir todo tipo de defensa corta los ataques espectaculares. De lo que estoy seguro es de que aquel chico que llegaba a la liga como una estrellita de su ciudad y no tenía la más mínima idea de lo que era el juego en equipo hoy no se ve tanto, aunque todavía los hay. Juegan a base del instinto y lo que les dé la vista, y compartir  el balón es algo que no les nace.

 Embed