Diario Uno deportes

El Pelado jugó en Independiente de Avellaneda y opinó sobre la pérdida de la categoría de los Rojos. “Seguramente algunas cosas se hicieron mal”, dijo el.

Martín Gómez: “El descenso se veía venir”

Por UNO

El descenso de Independiente de Avellaneda marcó un nuevo hito en el fútbol argentino y, tal como ocurrió en la temporada 2011-2012 con River Plate, uno de los grandes animará el torneo de ascenso más importante de nuestro país. Más allá de las presencias mendocinas de Adrián Gabbarini y Gabriel Vallés en el plantel actual, uno de los que pasaron por los Rojos de Avellaneda fue Martín Gómez. El Pelado (hoy jugador de Independiente Rivadavia) se calzó esa camiseta en la temporada 2009-2010 y habló de la actualidad de los Diablos Rojos.

“Me da cosa el descenso, porque jugué en ese club. Seguramente, algunas cosas se hicieron mal y por eso pasó lo que pasó. Ya venía mal barajado, me parece”, dijo Gómez.

-¿Creés que fue por culpa de los dirigentes?-Creo que desde hace mucho que las cosas no se venían haciendo bien. Los dirigentes seguramente tendrán su culpa, pero no es por una sola persona o un hecho puntual. Fue una serie de errores que se cometieron.

-En lo personal, ¿pensabas que había chances de salvarse?-Sí, pero creo que ya se veía venir el descenso. Los chicos que jugaron este torneo pusieron y dejaron todo. Fijate que pusieron a los pibes del club de titulares y fue la mejor cara que mostró Independiente. Fue cuando mejor se hicieron las cosas.

-¿Hablaste con Gabbarini o Vallés?-No. Conozco a Adrián (Gabbarini) y al Gaby (Vallés), pero no he hablado con ellos. No creo que sea el momento, porque no es fácil descender, y creo que hay que esperar más tiempo por una cuestión de respeto.

-¿Te llamaron de Avellaneda?-Se está diciendo que Independiente estaba detrás de mí. También me dijeron que el Turco (Antonio) Mohamed me había pedido desde Huracán. Pero lo primero que quiero es recuperarme de la rodilla, y después veremos. Hay gente que me ha demostrado su cariño y me pidió que vuelva al Rojo.

-¿Te quedás en Mendoza?-Quiero quedarme en Mendoza. Los dirigentes de la Lepra saben que quiero quedarme y la idea de ellos es contar conmigo para la próxima temporada. Si me muevo a algún lado, será al exterior y dependiendo del contrato. Para irme a otro lado a jugar la B Nacional, lo tendría que pensar mucho. No me gustaría jugar contra la Lepra. Además, mi familia está acá y ése es un factor más que importante, que está por encima en todas mis decisiones.