Diario Uno deportes

Empleados de florerías de Avellaneda aseguraron que los fanáticos de la Academia ya están preparados para bromear con el descenso de Independiente, que aún no se ha consumado. El chiste cuesta entre 600 y 1000 pesos.

Los hinchas de Racing compran coronas fúnebres para los del Rojo

Por UNO

Florerías de Avellaneda hacen su agosto en junio gracias a que fanáticos de Racing comenzaron a  adquirir coronas, con la intención de bromear con el descenso de Independiente.

Esos hinchas se proponen enviar las flores a los domicilios de  amigos o conocidos que simpatizan con Independiente, en el caso  que el equipo rojo pierda la categoría.

El matutino Diario Popular informa hoy que los puesteros que venden flores frente al ingreso principal del Cementerio de  Avellaneda, admitieron que se les encargó el armado de con esa finalidad.

Los empleados consultados fueron del miedo a la indiferencia, ya que algunos simpatizan con Independiente y responden que  descreen del descenso de ese equipo.

De todas maneras, el vendedor Juan fue el que admitió que ya está en marcha la confección de 15 coronas de las que  habitualmente se encargan para los velorios y hasta reveló algunos de los mensajes que las acompañarán.

"Para Omar, con cariño, tu amigo Jorgito", "Estarás por siempre en Primera A, tus amigos" o "Tus amigos de Racing quieren que  vuelvas pronto", son algunas de las que están casi listas para ser

despachadas.  Los precios de las coronas oscilan entre los 600 y los 1.000 pesos.

La reacción de los hinchas de Racing es revanchismo por lo que  vivieron hace casi 30 años atrás, cuando en la última fecha del Metro 1983 el Rojo se consagró campeón y dio la vuelta olímpica en su cancha delante del ya descendido archirrival de toda la vida.

Para colmo, la parcialidad de Independiente recuerda ese hecho permanentemente y suele cantarles a hinchas rivales "vos sos de la  B", haciendo gala del curriculum intachable del rojo en el

profesionalismo, que coincide con el de Boca, en tanto que Arsenal, si bien procede de categorías inferiores, nunca descendió.

Por otra parte, a través de las redes sociales, los fanáticos de la Academia ya están organizando una celebración, en el  Obelisco, si es que al Rojo le toca descender.

Al mismo tiempo, también se piensa llevar adelante La Marcha del Silencio , por la Avenida Mitre en Avellaneda, hasta la  Catedral local, aunque estos hechos ya despertaron la atención de los funcionamientos de seguridad, por los incidentes callejeros que podría generar.

Cuando descendió Chacarita de la Primera A a la B Nacional, hubo un episodio parecido en el estadio Monumental de Victoria. 

Los fanáticos de Tigre se disfrazaron de monjes y recorrieron una platea, hasta la tribuna popular, con un ataud pintado de  rojo, blanco y negro, los colores del conjunto "funebrero".

Algo similar, aunque con motivo de un ascenso, encuentra un antecedente en la primera llegada a Primera de All Boys, en 1972. 

Un hincha al que bautizaban "Lamparita", fue llevado en ataud vestido con los colores del clásico rival, Nueva Chicago, desde el estadio de Argentinos Juniors (donde se jugó el partido clave)hasta el de All Boys, en caravana por la avenida Alvarez Jonte.

Al equiparar el éxito y el fracaso con la vida y la muerte, las hinchadas locales demuestran una pasión desmesurada por el fútbol,  cuando se trata solo de una competición deportiva.

NA