Diario Uno deportes

El ex entrenador de la selección argentina llegó a la provincia para participar en el Campus que organiza Anzorena y charló en exclusiva con Diario UNO. “Hay que vivir sin depender de los resultados”, analizó el ex Peñarol.

La grandeza del Oveja Hernández, un gran director técnico

Por UNO

Por Erica Mariana LópezLopez.erica@diariouno.net.ar

Simple, espontáneo, sin restricciones y siempre dispuesto al diálogo, así se presentó Sergio Hernández.

No le pesan los triunfos nacionales e internacionales con Peñarol de Mar del Plata, ni el haber dirigido la selección argentina con la Generación Dorada, ni el ser uno de los mejores entrenadores de la FIBA. Hernández toma todo con un desafío y disfruta tanto de la gente como de los logros y los avances.

El DT más triunfador de los últimos años en el país está en Mendoza para participar en el 4º Campus de Perfeccionamiento y dar una clínica para entrenadores.

“Estoy muy contento de estar en Mendoza, que siempre me ha tratado muy bien. Disfruto de dar charlas, de compartir, estar con los más jóvenes. Pero lo fundamental es que quiero compartir con los demás lo que yo viví, no dejármelo sólo para mí”, cuenta el DT, quien hace unos días firmó contrato para dirigir el equipo brasileño de Uniceb.

-Sorprendió tu alejamiento e Peñarol...-Fue una estrategia de vida, profesional y personal, un estilo que elegí. Dejé Peñarol cumpliendo un ciclo muy especial, por lo exitoso y porque creé un vínculo con el club muy particular y de mucho afecto, porque era para quedarme toda la vida. Paralelamente tomé la decisión de no dirigir en la Liga argentina; quería parar hasta diciembre. Pero luego apareció Uniceb y cambié de idea, haciendo un contrato de un año. Tiene buenos jugadores y una gran organización.

-¿Qué fue lo mejor que te dio la profesión?-Puede sonar idealista, pero tiene que ver con la parte social. He conocido mucha gente y países, e intercambiado conocimientos.

-¿Cómo es la preparación de un entrenador de Liga Nacional?-Hoy es mucho más fuerte que cuando empecé, pero es particular para cada uno. Trato de no vivir dentro de una pelota de básquet. Los entrenadores que somos líderes de equipos y de gestión tenemos que tratar de estar abiertos más allá del juego. Lo primero es el conocimiento, la idoneidad; te vas actualizando siempre. Por suerte, he tenido la posibilidad de enfrentar todas las concepciones de básquet y he intentado canalizarlas. Hay que vivir sin depender de los resultados, que es lo más estresante. Empecé a los 15 años con chiquitos, y si bien es muy lindo ganar, también es muy desgastante, porque se te convierte en una obsesión, perdés el sentido de lo que es el éxito. Y el éxito no es ganarle al otro, sino la posibilidad de llegar a los más alto que vos podés llegar. Mi preparación tiene que ver con eso: poner la cabeza en otra cosa y tener mi escala de valores bien clara. Y eso me da la posibilidad de dar la importancia que se merece a un partido

-Se vienen torneos importantes y no estarán las figuras. ¿Es para temer?-La gente olvida que muchas veces ha pasado eso en preclasificaciones y nos ha ido bien. A todos esos torneos fui sin Ginóbili, Nocioni u Oberto. La Argentina siempre se las rebuscó para tener una identidad y una forma de juego. En Turquía no fue Ginóbili y logramos un 5º puesto; también derrotamos a Rusia y para mí fue un Mundial espectacular. Argentina tiene su modo de jugar, siempre ha tenido carácter y una mentalidad que esta generación llevó a su máximo esplendor, dejando atrás eso de que a hay equipos a los que no se les puede ganar.

-¿Qué te queda por concretar?-No soy muy soñador, pero cada desafío lo tomo como si fuera la NBA, que es lo máximo, al igual que la selección Argentina. Para no huir de la pregunta, me gustaría ser campeón de la NBA, y soy realista y me gustaría formar parte de un cuerpo técnico de la NBA. Porque me molesta no estar a la altura de lo mejor que existe.

-¿Qué juego te gusta más, el de San Antonio o el de Miami?-Como juegan, creo que los Spurs, como a todos los entrenadores, por lo colectivo. Pero también está lindo ver volcadas y lujos.

Hoy arranca el 4º Campus

Está todo listo para que este viernes comience el 4º Campus de Perfeccionamiento, que organiza Anzorena, con el apoyo de Diario UNO 20 Años y la Federación de Básquetbol de Mendoza.

Ayer se hizo la presentación del Campus con la presencia de la mayoría de los profesores y disertantes, que se extenderá hasta el domingo. Hoy a las 14 comienzan las actividades en los estadios de Anzorena, Gimnasio Nº2 y Nº3, y el Colegio Pablo Nogués, con más de 180 inscriptos.

También esta tarde se iniciará la Clínica para Entrenadores, con Sergio Hernández. La actividad comenzará a las 20 en el estadio de Anzorena y continuará mañana a las 17 en el mismo lugar. Se sumarán a la charla Mariano Aguilar (ex jugador y DT de Sociedad Española San Luis) y Julián Pagura (DT de Ciclista de Junín).