Diario Uno deportes

Hay marcas que son casi imbatibles en el fútbol argentino de primera división y los hinchas lo toman como hitos para fundamentar la pasión.

Invictos inviolables: Boca y Banfield, los dueños de los récords

Por UNO

Lucio A. Ortizlortiz@diariouno.net.ar

Hay récords que son casi imbatibles en el fútbol argentino de primera división y los hinchas lo toman como hitos para fundamentar la pasión. Lo tienen en la memoria y largan los equipos de corrido, sin equivocarse. Pero a través del tiempo, por distorsión o por la falta de una precisión, se puede llegar a variar los números.

Dos de los récords vigentes pertenecen a Boca Juniors y a Banfield y ambos se produjeron en los primeros días de junio. El más reciente es de los Xeneizes, que lograron mantenerse durante 40 partidos invictos y estuvieron muy cerca de lograr dos torneos seguidos sin perder. Porque Boca ya había salido campeón invicto del Apertura 1998 y el 6 de junio de 1999 fue derrotado por la 17ª fecha por goleada (4 a 0) por Independiente en Avellaneda, y se cortó la racha, aunque igualmente los derrotados fueron los ganadores del Clausura '99.

El otro hecho de más larga data pertenece a Banfield y tuvo su fin el 4 de junio de 1953. Ese día en el estadio del Taladro, Platense superó al conjunto local por 3 a 1, por la 8ª fecha del torneo Oficial de la AFA y cortó la racha estupenda de 49 partidos sin derrotas como local que tenía Banfield, que abarcó más de 3 años, desde 1950.

Para los hinchas de Banfield el amanecer de la década del '50 fue lo mejor que vivieron. El equipo del sur del Gran Buenos Aires inició la serie el 7 de mayo de 1950, cuando superó por 5 a 0 a Tigre con tantos de JuanJosé Pizzutti, Nicolás Moreno, Gustavo  Albella, Alberto Ballestrieri y Raúl Tolosa.

En el torneo en conmemoración de los cien años del fallecimiento del General José de San Martín, Banfield terminó en 7º lugar.

Pero en 1951 tenía a un gran plantel con José Idelfonso Martínez, Gustavo Albella (el máximo goleador en la historia del club con 136 tantos), Manuel Graneros, Osvaldo Ferretti, Luis Ángel Bagnato, Domingo Capparelli, Eliseo Mouriño, Héctor D’Angelo y Miguel Ángel Cholo Converti (que dirigió a varios equipos mendocinos y reside en esta provincia).

Banfield terminó ese año puntero junto con Racing Club –era bicampeón de 1949 y 1950–, y debió jugar dos finales en San Lorenzo. El primero par- tido fue 0 a 0 y en el segundo se impuso Racing 1 a 0. En el torneo de 1952, ganado por River con 40 puntos, el equipo se ubicó en el quinto lugar con 33 unidades pero nunca perdió de local. Y en 1953, con un plantel distinto porque se fueron muchos jugadores, terminó 13º con 25 puntos; ese campeonato fue obtenido otra vez por River.

Durante el transcurso de ese torneo el 4/06/53 Banfield fue derrotado por Platense 3 a 1 con goles de Adalberto Rodríguez para el local y de Alfredo López, Horacio Torello y Vicente Sayago para el Calamar. Se había terminado el mayor invicto sin perder en su propia cancha durante 49 fechas.

Para Boca en el “anochecer” del siglo XX, Carlos Bianchi armó un equipo que dejó un sello imborrable en la memoria popular.

Es que tres colombianos: Córdoba, Bermúdez y Serna más un juvenil Riquelme; Matellán, Samuel, Arruabarrena, los experimentados Cagna y Basualdoy los mellizos platenses Guillermo y Gustavo Barros Schelotto y el goleador Palermo se encargaron de ganar dos torneos seguidos. Aunque la racha invicta se terminó el 7 de junio en la Caldera del Diablo.

El 5 de mayo de 1998, por la 15ª fecha del Clausura, Boca estaba dirigido interinamente por Carlos García Cambón, por la renuncia del Bambino Veira y goleó 4 a 2 a Huracán en Parque Patricios. De ahí encadenó el invicto y con el debut de Bianchi en el torneo Apertura '98 ganó ese torneo sin perder. Pero no pudo lograr invicto el torneo siguiente, ya que lo esperaba un inspirado Independiente (3 goles de Calderón y uno de Víctor López, que ganó 4 a 0. Boca dio la vuelta olímpica, sin invicto.