Diario Uno > deportes

Insúa, el zurdito del Expreso

Diego A. Astorgaastorga.diego@diariouno.net.ar

A la hora del reparto de puesto en inferiores, el de defensor no cotiza en Bolsa. Y –dentro de la última línea– el de lateral, menos.

Pero Emanuel Insúa aprovechó su lugar en Godoy Cruz y le está sacando buenos réditos en su primera temporada en la máxima categoría.

Comparte junto con su hermano Emiliano, que juega en Atlético de Madrid de España, su gusto por la banda izquierda. Ambos se formaron en la cantera de Boca Juniors.

“Se dio así. Arranqué jugando de central y mi hermano de volante. Ambos terminamos jugando de laterales. Son las casualidades de la vida. En inferiores, en 6ª o 7ª, empecé jugando de central. Luego alterné como lateral, vieron que ese era mi puesto y me quedé ahí”, explicó Insúa.

La de lateral izquierdo es una de las posiciones que escasean en Argentina, además de ser poco valorada. El defensor dio su opinión.

“Quizás es porque los chicos que se van a probar pretenden ser delanteros o volantes. Por eso, ese puesto y el de carrilero son los que más cuestan, porque hay que correr mucho en un ida y vuelta constante y hay que estar atento a que no te coman las espaldas los volantes”, explicó el Pochito.

“Hoy por hoy, en Argentina están saliendo un poco más a la luz. Así como Brasil, que tiene por todo el mundo, pero hay que trabajarlos”, agregó sobre la actualidad de su puesto en el fútbol argentino. El defensor tiene un estilo más parecido al de los brasileños con sus subidas al ataque. Uno de sus fuertes es la velocidad, pero algunas veces esta le juega una mala pasada y se liga una amarilla.

“Es un tema mío, que tal vez no pienso en la jugada. La corto con amarilla, pero eso lo tengo que trabajar para que el número baje cada día más. Voy a hacer lo mejor para no ser amonestado en los próximos partidos”, aseguró Insúa.

Entre los mejores por la izquierda con nivel de selección eligió a Vangioni, de River. También tiró la sangre por su hermano.

“Vangioni está jugando muy bien. Tal vez le cuesta cuando retrocede para defender. Pero es muy rápido y va bien de arriba, con firmeza en las pelotas divididas. Y lo que está haciendo mi hermano con solo 24 años en el Atlético de Madrid es un mérito muy grande, y una oportunidad debería tener”, aseguró.