Diario Uno deportes

El equipo de Claudio Del Bosco terminó 1 a 1 con Instituto de Córdoba y logró el objetivo de la permanencia. Esto se dio gracias a la derrota del Deportivo Merlo ante Central.

Independiente Rivadavia empató con la Gloria y se quedó en la B Nacional

Por UNO

Independiente Rivadavia dependía, primero, de sí mismo y, luego, de otros resultados dentro de la licuadora que iba a definir el segundo descenso de la B Nacional. Por eso, recién terminados los partidos entre la Lepra-Instituto de Córdoba; Crucero del Norte-Olimpo; y Rosario Central-Deportivo Merlo, los de Claudio Del Bosco respiraron y festejaron haber logrado el objetivo: quedarse una temporada más en la segunda categoría del fútbol argentino.

La empresa no era fácil, pero tampoco una utopía: Independiente, finalmente, empató 1 a 1 con la Gloria cordobesa y lo logró, más allá del mérito propio, por los resultados de sus rivales directos por la permanencia.

El hecho de que Crucero del Norte haya vencido, 1 a 0, a Olimpo y que Central haya hecho lo propio, con idéntico resultado, con Deportivo Merlo, dejaron a Independiente con la tranquilidad de haberlo logrado y festejarlo, por culpa de un grupo de violentos, sin sus hinchas, los cuales apoyaron desde las afueras del Bautista Gargantini.

La ilusión de la Lepra comenzó a prender recién comenzado el partido ya que a los 6 minutos del primer tiempo apareció Franco Sbuttoni para poner el 1 a 0 parcial.

Independiente siguió empujando y fue en busca de más, pero los yerros en las últimas puntadas, no le daban la tranquilidad necesaria.

El tiempo transcurrió; llegaron al descanso y salieron a jugar el complemento con la misma temática ya que Instituto de Córdoba hacía poco y nada para lograr el empate.

Pero, como para hacerlo un poco más dramático, la Gloria logró llegar al empate cuando el reloj marcaba 10 minutos del segundo tiempo gracias al tanto de Raúl Damiani.

A partir de ese momento tuvieron que poner la oreja en la radio donde se anunciaba que Crucero del Norte vencía a Olimpo, con gol de Ernesto Álvarez (a los 41 del primer tiempo), y que Central le daba la estocada final al Charro gracias al tanto de Javier Toledo.

Apenas finalizado el partido, los muchachos de Claudio Del Bosco debieron esperar para el festejo, ya que el partido entre la Lepra e Instituto comenzó 6 minutos antes que los otros dos.

Ahora sí, cuando el pitazo final llegó en Rosario y Posadas, la locura leprosa se desató y con ella llegó el desahogo tras una larga agonía.

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed