Diario Uno deportes

Los dirigentes de ambos clubes sospechan que tanto los inconvenientes en la tribuna visitante como los que se produjeron en la local, fueron instigados.

¿Hubo una mano negra en los incidentes de Vélez- All Boys?

Por UNO

La masa societaria del Club Atlético All Boys coincidió en expresar que los hinchas que concurrieron al estadio José Amalfitani el sábado último fueron víctimas de "constantes provocaciones" desde que llegaron a la calle de acceso a la entrada visitante.

Además, todos sospechan de alguna "mano negra", que no sólo encendió la llama del gran escándalo sino que además instigó luego a la parcialidad de Vélez, para que se lograra la  suspensión del partido.

Dirigentes de ambos clubes, unidos por una excelente relación que hasta los llevó a votar en contra de la continuidad de Julio Grondona en la AFA, se mostraron asombrados porque siempre ocurren

problemas en los enfrentamientos de ambos equipos.

Cuando All Boys regresó a Primera en 2010, la hinchada de Vélez rompió la alambrada perimetral de la tribuna Miranda en el estadio Malvinas Argentinas, de Floresta.

A la fecha siguiente, All Boys debió salir a Huracán para recibir a Boca.

En otro All Boys-Vélez, el público de Floresta fue retenido en su estadio 55 minutos y eso motivó una gresca en la calle, entre los iracundos hinchas locales y la policía.

El más fresco escándalo es el del sábado último, acerca del cual circularon distintas versiones.

En el blog "http://clubatleticoallboysdebsas.blogspot.com.ar" los hinchas que fueron al estadio José Amalfitani contaron su versión.

Muchos refieren que las mujeres fueron palpadas de armas en exceso y que algunos hombres resultaron maltratados, cuando no insultados.

Los ómnibus de la hinchada quedaron en Rivadavia, junto a las vías y en la desconcentración hasta hubo combates cuerpo a cuerpo de hinchas exaltados con policías.

En ese blog se denuncian agresiones a menores, pero lo más curioso es que cuando todo se calmaba y el presidente de All Boys, Roberto Bugallo, colocaba la reja rota, se produjo una  scaramuza

en el sector de Vélez reprimida con gases y allí se suspendió el partido.

Lo que la gente desmintió es que la parcialidad de All Boys haya intentado ir en busca de la de Vélez, cosa imposible por otra parte, a menos que se abra una cantidad de portones y vallados.

El partido, correspondiente a la fecha 17 del Torneo de Fútbol Final, fue suspendido a los 26 minutos del primer tiempo y continuaría a puertas cerradas.

NA