Diario Uno deportes
"Estuvimos poco agresivos, nos atacaron muy bien y paramos de mover la bola, que contra ellos es pecado capital”, dijo el bahiense de los Spurs tras perder con Miami Heat.

Ginóbili: "En el segundo tiempo nos pasaron por arriba"

El argentino Manu Ginóbili se mostró hoy decepcionado y preocupado por la severa derrota que encajó San Antonio Spurs ante Miami Heat en el segundo partido de la final de la NBA.

“En el segundo tiempo nos pasaron por arriba. Estuvimos poco agresivos, nos atacaron muy bien y paramos de mover la bola, que contra ellos es pecado capital”, dijo Ginóbili tras perder por 103-84 ante el Heat, que iguala 1-1 la final antes de tres encuentros seguidos en San Antonio, el primero el martes.

Un parcial de 33-5 entre el final del tercer cuarto y el comienzo del último determinó el choque. “Ellos tienen estos momentos, en cinco minutos te pueden sacar 15 puntos. No estuvimos lo suficientemente atentos”, lamentó el argentino, autor de cinco puntos y que cometió tres faltas personales seguidas que condicionaron su juego. “Hice tres foules seguidos y uno se empieza a pelear consigo mismo, con el árbitro y pierde la concentración necesaria”, se reprochó.

“Antes de venir (a Miami) piensas que si nos llevamos uno estás contento y sí, pero jugar así no le gusta a nadie. El primero ya lo teníamos, así que queríamos el segundo. Jugar de esta maenra no deja contento a nadie y te preocupa. Desilusionado y preocupado, ése es el sentimiento actual”, dijo sin esconder su enojo.

Los Spurs perdieron 16 pelotas y no encontraron el liderazgo de Tony Parker, Tim Duncan ni Ginóbili, su “Big Three”.

“En ningún momento ni Tim ni Tony ni yo entramos en juego ni nos sentimos bien. Podemos jugar bien de equipo, mover bien la pelota, defender bien, pero si ninguno de los tres tiene un gran juego o hay dos jugando muy bien, se complica mucho, porque ellos son un equipo con mucho talento y muchos recursos”, destacó Ginóbili, que definió el segundo tiempo de su equipo como “muy pobre”.

Duncan hizo apenas nueve puntos y Parker, decisivo en el triunfo del equipo texano en el primer encuentro, sólo anotó 13. “No tuvo un par de balones que le hicieran sentir más cómodo”, lamentó Ginóbili el discreto encuentro del base francés.

“Hoy lanzamos de tres bastante bien, pero no pudimos anotar cerca del aro. Tim tuvo una mala noche, tres de 13, que no es habitual. No fuimos a la línea (de tiro libre), se dieron muchas cosas. Ellos hicieron un trabajo mejor, estuvieron más atentos y esa desesperación y necesidad de ganar les hizo jugar aún más intensamente que en el primero”, resumió el argentino las causas de la derrota.

Ginóbili cree que los mayores ajustes de los Spurs de cara al choque del martes deben venir en el ataque. “Estuvimos muy flojos. En el primer partido estuvimos más rápidos y picantes y determinantes. Hoy estuvimos pasivos en ese aspecto y sufrimos la agresividad de esta gente. El principal problema fue la ofensiva, pero en el segundo tiempo ellos nos atacaron muy bien”, dijo el argentino, repartiendo elogios para el rival y reproches para su equipo.

 Embed      
Manu Ginóbili se mostró decepcionado en la conferencia de prensa pospartido.
Manu Ginóbili se mostró decepcionado en la conferencia de prensa pospartido.