Diario Uno > deportes

Espera su turno

Por Omar Romerooromero@diariouno.net.ar

David Ramírez volverá al ruedo este domingo, siempre y cuando Martín Palermo lo decida, porque el Mago estará en el banco de suplentes en el encuentro ante Argentinos Juniors.

Desde el 4 de noviembre del año pasado que no ingresa en una cancha. La última vez fue frente Newell’s Old Boys, en el Malvinas Argentinas.

Es la primera vez que Martín Palermo lo tiene a disposición, porque cuando llegó el Titán el volante estaba lesionado y para el DT de Godoy Cruz, es “un jugador distinto”.

“Tengo que volver a ganarme un lugar y demostrarle al técnico que puedo jugar”, dice David Ramírez.

–¿Qué sentiste cuando Palermo te citó para ir al banco?

–Fue una alegría tremenda, sentí mucha satisfacción. Todo este tiempo que no jugué he sufrido mucho y después de cuatro meses, vuelvo a concentrar. Cuando entro a una cancha, soy un tipo feliz.

–¿Cómo te imaginás el regreso?

–Ojalá que sea con todo, que podamos ganarle a Argentinos, que pueda jugar, convertir un gol... Quiero todo. Después de tantas malas que pasé ahora quiero que vengan las buenas. Ojalá que al menos pueda jugar unos minutos.

–¿Te sorprendés por el cariño que te demuestra el hincha?

–El hincha de Godoy Cruz siempre me mostró su cariño y su afecto, quiero volver a recuperar mi nivel y devolverle en la cancha a todo el afecto que me ha brindado en todos estos años.

–¿Para cuántos minutos estás?

–El jueves hice 50 minutos de fútbol y me sentí muy bien, aunque me cansé un poco. Me va a servir para sentirme parte del grupo y estar metido más interiormente en lo que es el torneo, desde afuera se ve muy diferente.

–¿Te ilusionás con el momento del equipo?

–Es bueno este arranque, ojalá sigamos por este camino triunfal. Pero somos realistas y sabemos que Godoy Cruz tiene que sumar y realizar una cantidad considerable de puntos para no estar comprometido en el promedio del descenso.

–¿Les generó contagio Palermo?

–En la era del Turco Asad veníamos muy golpeados, fue duro la goleada que sufrimos con River y después no nos pudimos levantar más, nos afectó anímicamente y caímos en un pozo. El cambio de técnico ayudó bastante, mejoramos en la actitud y fueron importantes las vacaciones para descansar. Además hicimos una buena pretemporada.