Diario Uno > deportes

El Tomba, con la actitud y mucha suerte

Lucio Ortizortiz.lucio@diariouno.net.ar

Todo buen partido con una demostración eficaz debe estar acompañado por un combo de azar y suerte. También debe estar sustentado en una tarea defensiva que no cometa errores más allá de los atributos que pueda tener el rival.

Pero, sobre todo, para que los sucesos de un partido de fútbol con estas características puedan darse hay que tener un arquero como Nelson Ibáñez en una noche inspirada.

Godoy Cruz se paró en la cancha de Independiente de Avellaneda con la autoridad y con la ubicación de un equipo con personalidad, no se dejó avasallar por el equipo local ni tampoco se amedrentó con esos cantos generales de unos 35 mil simpatizantes del Diablo.

Hay que reconocer que dos tiros en el travesaño y uno en un poste no se dan a menudo. Como tampoco sucede que esas pelotas no ingresen en el arco y que en los rebotes posteriores los atacantes no conviertan.

Pero cuando un equipo cuenta con valores en la mitad de cancha que no limitan sus tareas específicas a circular sobre un pequeño espacio, el tema es otro. Castro, Lértora, Castellani y Ledesma conformaron una media cancha que se amoldó a recuperar, reducirle lugares de recepción al local y además, a sumarse en la creación ofensiva.

Hay que sumarle la tarea desgastante de Óbolo y Castillón para llevarse marcas, obstruir y hacer que los rivales los frenen con faltas.

Por eso el gol de Alexis Sánchez, las atajadas de Ibáñez y los palos, deben agruparse en una conjunción de casualidades que desembocan en el río de la buena fortuna. Al Tomba no lo había acompañado la efectividad en el partido ante Argentinos pero en la noche del viernes se sacó la tómbola combinada.

Positivo- negativo

+ Personalidad El Tomba salió a jugarle a un grande como el Rojo y en su propia cancha, con la confianza suficiente para marcar su estilo. Aplausos.

+ Palos Siempre se dice que los palos juegan para vos, cuando se defiende. Esta vez a Godoy Cruz lo salvaron tres veces. ¡Qué suerte!

+ Sólido El arquero Nelson Ibáñez tuvo una buena noche. No se complicó como en el tiro libre que le picó y  optó por sacar el balón. El mejor.

- Sin control En algunos momentos del ST, producto del cansancio, dejaron que el Rojo controlara la pelota. Sufrió el acoso.  No era necesario.