Diario Uno deportes

Nelson Ibáñez, quien padece una contractura en el aductor izquierdo, se recupera favorablemente y será esperado por el cuerpo técnico de Godoy Cruz. El Expreso juega el lunes en Buenos Aires desde las 20.15.

El Loco evoluciona y llegaría al partido con Quilmes

Por UNO

Por Omar Alberto Romeroromero.omar@diariouno.net.ar

La luz de alerta encendida en Godoy Cruz luego de enterarse de la molestia que acarrea Nelson Ibáñez, de a poco se va apagando, ya que el cuerpo técnico del Expreso, lo esperará hasta último momento ya que le partido con Quilmes será el lunes desde las 20.15 en el estadio cervecero.

El Loco, que este miércoles realizó ejercicios diferenciados respecto del resto de sus compañeros, padece una contractura en el aductor izquierdo, pero evoluciona bien, según lo analizado por el cuerpo médico tombino.

Otro que realizó trabajos diferenciados fue Federico Lértora quien sufre una inflamación en el tobillo derecho.

El plantel de Godoy Cruz, que busca llegar al objetivo de los 30 puntos (marcha con 27 cuando restan 6 por disputarse) y así tener un poco de aire la próxima temporada, dedicó la jornada de miércoles para desplegar en el Feliciano Gambarte ejercicios de fútbol en espacios reducidos.

Por su parte, el DT Martín Palermo dictaminó que la práctica formal de fútbol, donde seguramente confirmará el equipo de cara al choque con Quilmes, se desarrollará el viernes en el Malvinas Argentinas. El viaje a Buenos Aires será el domingo.

Además, y una vez culminado el Torneo Final (además de Quilmes, al Tomba le resta enfrentar a Boca), los jugadores tendrán unos días de descanso y el 5 de julio deberán presentarse para comenzar con la pretemporada invernal.

Diez días después del comienzo, y hasta el 25 de ese mes, los dirigidos por Martín Palermo viajarán a Buenos Aires para continuar con los entrenamientos en el predio que posee Defensa y Justicia en Florencio Varela.

Allí, además, jugarán varios amistosos que ya están programados.