Diario Uno deportes

No hay rincón de la ciudad texana donde no reconozcan a Manu y le pidan una foto o un autógrafo. Es el mejor predispuesto para atender a la prensa y todos lo adoran por su carisma y entrega absoluta.

El fanatismo por Manu Ginóbili

Por UNO

San Antonio es el equipo más internacional, con Tim Duncan (Islas Vírgenes), Tony Parker, Boris Diaw y Nando De Colo (Francia), Emanuel Ginóbili (Argentina), Tiago Splitter (Brasil), Patrick Mills (Australia), Cory Joseph (Canadá) y Aron Baynes (Australia). Desde la organización se sienten orgullosos de contar con miles de fanáticos alrededor del mundo.

En Estados Unidos muchos empezaron a escuchar sobre Argentina gracias a la Generación Dorada. Ya no hay que explicar nada. “El país de Ginóbili”, responden en San Antonio con sólo mencionar Argentina. Y lo mismo pasa en Argentina con respecto a San Antonio.

No hay rincón de la ciudad texana donde no reconozcan a Manu y le pidan una foto o un autógrafo. Es el mejor predispuesto para atender a la prensa y todos lo adoran por su carisma y entrega absoluta.

Adaptado desde hace tiempo, el escolta se mantiene siempre comunicado con su gente e informado de lo que pasa en la Liga Nacional, competencia fundamental, que lo vio nacer como profesional y sirvió de impulso para este gran presente de la disciplina en Argentina. Siempre al tanto de Bahía Estudiantes (el equipo de su ciudad natal) y de sus compañeros de la selección argentina.

El subcampeonato mundial en Indianápolis 2002, el oro olímpico en Atenas 2004 y los tres anillos de NBA ganados por Manu en San Antonio fueron los puntos más valiosos para generar una revolución en el básquet argentino. Se expandió en los medios de comunicación, muchos chicos se sumaron a jugar al básquet y se popularizó aún más. De alguna manera, la gran mayoría en Argentina conoce y tiene simpatía por Manu y los Spurs.