Diario Uno deportes

El malargüino, campeón mundial mosca AMB, se medirá con el mexicano Ulises Lara en el nuevo polideportivo cubierto alvearense el próximo 22 de junio.

El Cotón Reveco defenderá el título mundial en General Alvear

Por UNO

Por Raul Adriazolaadriazola.raul@diariouno.net.ar

La felicidad que causó la noticia de la pelea de Juan Carlos Reveco, defendiendo la corona mosca AMB ante el mexicano Ulises Lara en el gimnasio Polimeni, se tornó en desazón para los aficionados del Gran Mendoza, ya que se decidió trasladar al Sur de la provincia, donde los que festejaron fueron los de aquellas latitudes.

En principio se decidió que el combate titular el Cotón y el Ratoncito se hiciera en la tierra natal del mendocino, precisamente en el estadio Malal- Hue, pero por problemas de disponibilidad del excelente recinto malargüino, debido a la celebración de la Fiesta de la Nieve, tradicional festejo y atractivo turístico de la ciudad, junto con la Fiesta del Chivo, en enero.

Entonces todas las miradas se volvieron hacia la vecina ciudad de Alvear, y se confirmó ayer desde el equipo de Reveco, que ese será el escenario de la contienda.

Es que la ciudad alvearense ya cuenta con la infraestructura necesaria para poder organizar espectáculos y eventos deportivos de nivel mundial, tras la inauguración del polideportivo cubierto Nestor Kirchner, inaugurado en febrero pasado, mediante una teleconferencia de la presidenta con las autoridades provinciales y municipales.

El modernísimo estadio es uno de los más grandes de la provincia, y está construido según las normas que regulan las competiciones de nivel mundial. En sus tribunas posee una capacidad de 3.500 personas sentadas, más tribunas móviles, y en el caso del boxeo, se aumenta la cantidad de asistentes con la colocación de sillas en el campo de juego, haciendo de ring side.

El polideportivo tiene una superficie cubierta de 6.000 metros cuadrados y posee un ala de servicio de dos plantas y alojamiento para cien personas.

El nuevo estadio sureño costó más de 16 millones de pesos, y la organización de este tipo de acontecimientos justifica totalmente el gasto de los contribuyentes.