Diario Uno > deportes

El beso del triunfo

El pibe es un ganador nato. Llegó de la mano de una rubia que acaparó toda la atención del público que se dio cita en el Juan Domingo Ribosqui y, al momento de presentarla, no dudó en decir “es mi novia”.

El Gaby Ozán tuvo hinchada propia: su mamá, quien prepara unos ñoquis espectaculares, su papá, sus familiares y la blonda rubia analizaron las alternativas desde el ring side oeste del estadio maipucino.

Y si bien el Polaquito se llevó la victoria ante Domínguez, el premio máximo de la noche lo tuvo cuando “su” chica se le acercó y le dio un prolongado beso que fue ampliamente aplaudido.

Sin sonrojarse, el mediano lasherino se sentó, la tomó de la mano y siguió disfrutando del festival boxístico.

 Embed      
 Embed      
 Embed