Diario Uno > deportes

Di María necesitó de oxígeno y Messi vomitó en el descanso

Empate sufrido el que consiguió Argentina en La Paz a 3.650 metros de altura. Los jugadores de Sabella padecieron los síntomas del mal de altura durante el partido. Di María, y algunos otros jugadores argentinos, necesitaron de oxígeno en momentos determinados del encuentro para poder recuperarse de los mareos que sufrían. Aprovechaban las acciones de juego parado para acercarse a la banda y respirar de pequeñas bombonas.

Además, el malestar de algunos jugadores llegó a más, como le sucedió a Messi, que vomitó en los vestuarios durante el descanso. Debido al evidente malestar de la estrella argentina y de otros de sus compañeros, la segunda parte empezó con algunos minutos de retraso para que les diera tiempo a recuperarse.

Fuente: As.com