Diario Uno > deportes

Colón se lo dio vuelta a Racing gracias a un gol mendocino

Colón le dio vuelta el partido a Racing en el Cementerio de los Elefantes en Santa Fe, gracias a ungol del mendocino Juan Manuel Lucero.

El conjunto dirigido por Claudio Vivas se puso en ventaja después de un tiro libre de Juan

Carlos Falcón, a los 12 minutos del primer tiempo, tras un error del arquero sabalero –también

mendocino- Diego Pozo. Pero Esteban Fuertes, de cabeza, y Juan Manuel Lucero lo dieron vuelta para

los locales. Pozo se reivindicó y fue ovacionado, una vez más, en el estadio del Negro.

En los primeros minutos los locales intentaron generar juego a partir de Bertoglio e Iván

Moreno, que no supieron abastecer a Fuertes y Nieto. El dominio de Colón tardó lo que Racing en

acomodarse en el campo de juego.

Cuando el equipo de Avellaneda se hizo de la pelota y jugó por los costados hizo la

diferencia en lo futbolístico, que concretó en el resultado, a los 12 minutos de la primera etapa,

gracias a un error del arquero Diego Pozo.

Juan Carlos Falcón se hizo cargo de un tiro libre a 40 metros de la valla contraria, su envío

fue en forma de centro pero se transformó en tiro al arco por la mala salida de Pozo, que salió a

destiempo con los puños y la pelota terminó adentro de su arco.

Racing pudo ampliar el marcador con la movilidad de Bieler y Lugüercio, además de una ocasión

desperdiciada por Hauche, pero en los minutos posteriores la Academia eligió replegarse. En ese

contexto creció Colón, de la mano de sus creativos de la mitad de la cancha.

Nieto tuvo un mano a mano que ganó el arquero De Olivera, despejando con los pies. Era un

anticipo de lo que estaba al caer, la paridad en el resultado.

A los 37', Bertoglio enganchó tres veces sobre el costado defendido por Lucas Licht, llegó al

fondo y tiró un centro preciso para el Bichi Fuertes, que de cabeza estampó la igualdad parcial,

con un precioso testazo.

En el complemento, el Turco Mohamed dispuso del ingreso del mendocino Juan Manuel Lucero. El

Piti entró intratable. Ni bien tocó la primera pelota, la mandó al fondo de la red. Fue el 2 a 1

para el Negro.

Después, el mendocino tuvo dos situaciones más para confirmar que entró con el pie derecho.

Más tarde, bajó el ritmo Colón y el partido sumó en emotividad, para que Diego Pozo se

reivindicara, se transformara en figura para sostener el triunfo y cambiara los murmullos del

primer tiempo por aplausos.