Diario Uno > deportes

Brilló en el triatlón Vendimia

PRUEBAS COMBINADAS. Mariano Gastón Saromé pasó gran parte de su vida dentro del fútbol. Pero hace algunos años, por diversos motivos, sobre todo laborales, decidió dedicarse a las pruebas combinadas con muy buenos resultados.

Casi sin proponérselo obtuvo un campeonato Argentino al ganar el triatlón Vendimia, uno de los más importante del país.

“Incentivado desde siempre por mi papá y estimulado espiritualmente por mi mamá”, así define Gastón el apoyo que recibe de ellos, y agregó: “Un amigo, Roque Bielli, también me incentivó mucho y fue otro de los impulsores”.

Jugó un torneo Argentino en Huracán y un Torneo del Interior para Deportivo Argentino entre sus últimos presencias en el fútbol. “Todavía me siguen llamando para jugar, pero no creo que vuelva”.

Primera competencia

“Podría decirse que fue una actitud muy kamikaze de mi parte. Competí en el triatlón olímpico en Los Reyunos. Yo apenas nadaba 800 metros y me convencieron de que podría con 1.500. Y no era así, llegué muy fatigado. Pero después dije: si hice esto seguramente podré con otros desafíos”, añadió.

Pentatuel

“Lo corrí dos veces. La primera vez sin experiencia en la moto. Recuerdo que cuando salí a andar las primeras veces era un chiste. Me costó mucho, tardé bastante en llegar. Pero ha sido una de las mejores experiencias”, evocó.

Entrenamiento

“Por cuestiones laborales tengo poco tiempo, pero trato de aprovecharlo al máximo y complementarlo con el gimnasio”.

Entrena a partir de las 7.30 y siempre que dispone de un momento libre.

Sensaciones

“Disfruto muchísimo, tanto del deporte como de competir. Al principio no sentía lo mismo, pero hoy sí. Quizás mi viejo no lo disfrute de la misma manera porque ama el fútbol. Pero la sensación de subirse a una moto y andar entre los scubbies o bajar el río en kayak son momentos difíciles de explicar”, manifestó.

Sueño

“Día a día entreno en silencio y me voy marcando objetivos. Me gustaría correr un medio ironman”.En el horizonte asoman dos competencias: una en La Pampa y otra en San Luis.

Al igual que la mayoría de los deportistas sureños, Gastón necesita apoyo para poder seguir mejorando.

Tiene 34 años, es licenciado en Kinesiología y Fisioterapia, especializado en columna vertebral.

Un profesional que pasó por el fútbol y ahora se destaca en otro ámbito.